El médico que trata a Cayetano, uno de los mayores expertos en cirugía taurina

Carlos Val-Carreres es jefe de Cirugía de la plaza de toros de Zaragoza y médico en la Clínica Quirón, donde permanece ingresado el diestro

Cayetano Rivera recibió este miércoles en la plaza de toros de Zaragoza uno de los mayores sustos de su vida. Un astado le provocó una cornada de tres trayectorias en el muslo izquierdo, de carácter grave. El diestro tuvo que ser operado en la enfermería del coso y después trasladado a la Clínica Quirón de la ciudad, donde permanece ingresado. 

Pese al accidente, el torero ha estado en las mejores manos, las del médico Carlos Val-Carreres, jefe de Cirugía de la plaza de toros de la capital aragonesa y uno de los mayores especialistas en cirugía taurina de España. Además, es médico de la Clínica Quirón de Zaragoza donde el marido de Eva González se encuentra ingresado. Hasta hace apenas dos años también tenía un puesto de responsabilidad en el hospital Provincial de su ciudad. 

valVER GALERÍA

Proveniente de una familia con larga tradición en la medicina, y más concretamente, en el ámbito de la cirugía taurina, por sus manos han pasado algunos de los toreros más importantes que han sufrido cogidas. Curiosamente, Val- Carreres también atendió a Francisco Rivera, hermano de Cayetano, cuando sufrió su grave cogida de 2015 en Huesca. Este doctor también ha tratado a otros diestros como Juan José Padilla, tras sufrir la gravísima cornada en la cara que le dejó sin visión en 2011, Morante de la Puebla, que tuvo una cornada en su muslo izquierdo en 2013 y 'El Juli', al que un astado le diseccionó gran parte de la musculatura y las venas femorales en 2013. Este 'Ángel de la Guarda' de los toreros españoles tiene quien continúe sus pasos. Su hija Pilar participa en las intervenciones que realiza dentro y fuera de la plaza. 

doctorVER GALERÍA

Según explicó Val-Carreres a los micrófonos del Canal Toros, Cayetano sufre "una grave cornada, con profusa hemorragia, en el borde interno del triángulo de Scarpa, con una trayectoria extensísima y otra descendente de más de 20 centímetros, y otra posterior de 10 centímetros que afecta al cuádriceps". "Ha sido un milagro que no afecte a ninguna arteria importante", dijo el prestigioso doctor, a buen seguro que sus cuidados harán que el diestro pronto mejore de sus heridas. 

Más sobre

Regístrate para comentar