En ¡HOLA!, Carmen Martínez-Bordíu nos cuenta la verdad sobre el momento que está viviendo y su nueva relación

'Se llama Timothy, es australiano y me ha ayudado muchísimo en un momento en que lo estaba pasando mal' asegura

Carmen Martínez-Bordíu ha sido siempre una persona vitalista y pasional, que diseña su vida en función de sus sentimientos y es fiel a sí misma. En las páginas de la revista ¡HOLA! de esta semana, Carmen nos cuenta la verdad sobre el momento que está viviendo y su nueva relación. “Se llama Timothy McKeague, tiene treinta y dos años, es australiano y coach emocional” explica. Solo tiene halagos para su pareja actual, que apareció en un momento en que ella no atravesaba su mejor momento: “Él me ha ayudado muchísimo en un momento muy delicado de mi vida en el que estaba muy mal”.

carmen-bordiu8VER GALERÍA

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA EN iPADANDROID O DESCÁRGATELA AQUÍ

Comenta además que su familia conoce su nueva relación y cuenta cómo se lo han tomado. “Se lo he contado a mi madre y a mi hijo, lo han asimilado con naturalidad” señala. "Mi hijo, Luis Alfonso, me dijo: 'Oye, mamá, que al parecer tienes novio!'. Y mis hermanos me decían: '¡Qué calladito te lo tenías!'". Su anterior noviazgo con Luis Miguel Rodríguez no terminó bien y cruzar su camino con el de Timothy le devolvió la ilusión.

En las páginas del número de ¡HOLA!, a la venta ya en tu quiosco, Carmen relata cómo se conocieron y cómo ha evolucionado su relación en estas semanas. "Lo conocí en la Costa Azul este verano. Estaba trabajando como coach para un amigo. Hicimos yoga, caminamos, hablamos... y de repente me di cuenta que algo nos unía" y añade: "Nos conocimos en julio, empezamos a salir en septiembre y ya está viviendo en mi casa... Me encuentro renovada, rejuvenecida y feliz". Esta semana podrás leer la entrevista completa con Carmen Martínez-Bordíu en el nuevo número de ¡HOLA!, ya en tu quiosco habitual, en el que además encontrarás las fotografías del viaje que la pareja ha hecho estos días a París.

Más sobre

Regístrate para comentar