Así es la reina de Wimbledon, Garbiñe Muguruza, cuando sale de las pistas

La española de 23 años conseguía ayer su segundo Grand Slam al vencer a Venus Williams en Wimbledon

Garbiñe Muguruza puede presumir a sus 23 años de ser campeona de Roland Garros y Wimbledon. Tras su victoria este sábado frente a la mayor de las hermanas Williams, Venus, la venezolano-española se ha coronado como la reina del tenis español, un trono que le cede su entrenadora Conchita Martínez, primera española en ganar este torneo el año que nació la ahora campeona.

La deportista, que se define como “muy competitiva”, compartía el pasado mes de mayo con la revista ¡HOLA! confidencias de su vida cuando abandona las pistas de tenis. Simpática, risueña y dicharachera, al desprenderse de la raqueta se confiesa una amante de la moda, la cocina sana y el turismo.

Con su 1,82 de altura y su impresionante silueta, atlética pero estilizada, Garbiñe se ha convertido en imagen de marcas tan potentes como Adidas o BBVA. “Cuando me quito el chándal me pongo casi de Oscar, no tengo término medio”, nos admitía la embajadora de la línea deportiva de la diseñadora Stella McCartney. Y es que su pasión por la moda le viene de familia. “El sueño de mi madre era ser diseñadora”, confesaba.

De padre vasco y madre venezolana, Muguruza nació en Caracas- donde cogió por primera vez una raqueta con solo cuatro años cuando acompañaba a sus hermanos al club de tenis- pero no fue hasta los cinco años cuando se trasladó con su familia a Barcelona. En la actualidad, la deportista está asentada en Ginebra aunque viaja muchísimo: “Vivo en un hotel, en un avión y viajo con tres maletas, que es donde llevo mi vida”.

Sin novio pero con pretendientes, la española tiene claro cómo le gustaría que fuese su futuro: "De momento es el tenis, y en un futuro formar una familia, tener una casa y poder pasar en un sitio más de tres semanas seguidas".

Más sobre

Regístrate para comentar