Adiós al último gran Rockefeller

A los 101 años ha fallecido David Rockefeller, el último nieto del primer multimillonario de los Estados Unidos  

El apellido Rockefeller es sinónimo de poder y dinero desde el siglo XIX dentro y fuera de los Estados Unidos. La dinastía de origen alemán, vinculada al petróleo, la banca, la política y la filantropía, pierde ahora al último de sus varones. A los 101 años ha fallecido David Rockefeller, el último nieto de John D. Rockefeller, el que fuera fundador del imperio económico. 

Fue el portavoz de la familia, Fraser P.Seitel, el que comunicó a varios medios de comunicación, The New York Times y Wall Street Journal, que el millonario murió el lunes por la mañana en su casa de Pocantico Hills, Nueva York. Con él se marchaba el multimillonario más longevo del país y parte de la historia de la nación.

david-rockefeller-1VER GALERÍA

Nacido en Nueva York en una cuna de oro –de oro negro, ya que su abuelo amasó sus riquezas con el petróleo- David Rockefeller era el más pequeño de los seis nietos de John Davison Rockefeller. Tras formarse en economía en las mejores universidades del país, dedicó su vida a la banca, sobre todo desde la presidencia del Chase Manhattan Bank. Su presencia en la vida política –aconsejando a título privado o como emisario oficial de negocios al más alto nivel- le generó halagos y críticas a partes iguales, llegando a ser recibido con honores de jefe de Estado en el extranjero.

Por otro lado destaca su faceta filantrópica. “Ninguna persona ha contribuido más a la vida comercial y cívica de Nueva York durante un periodo tan largo de tiempo como David Rockefeller”, dijo el que fuera alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, ya que se calcula que donó 150 millones de dólares (unos 140 millone de euros) al Museo de Arte Moderno - centro del que su madre fue cofundadora - y que representa solo una pequeña parte de lo que donó a la ciudad.

A él le sobreviven cinco de sus seis hijos y una fortuna que Forbes estima en 3.300 millones de dólares (unos 3.000 millones de euros). Sin embargo, con unas riquezas cada vez más fragmentadas en manos de los bisnietos, difícil es que el patrimonio familiar vuelva a tomar la dimensión que alcanzó en manos de su abuelo. Como fundador y principal accionista de Standard Oil, John D. Rockefeller llegó a controlar la mayor parte del petróleo de los Estados Unidos, convirtiéndose así en el primer multimillonario del país y en uno de los hombres más ricos de todos los tiempos. En ese sentido, Forbes calcula que atesoró una fortuna que ahora multiplicaría por cuatro la de Bill Gates, el actual hombre más rico del mundo. Mucho se ha escrito sobre su figura, sobre su papel en la historia, en el capitalismo y en el negocio del petróleo, además alguna de sus frases se ha hecho célebre.

Del magnate se dijo que con 16 años aseguró que su sueño era ganar 100.000 dólares y llegar a los cien años. Lo primero lo cumplió con creces, la familia sigue estando entre las principales fortunas del planeta, pero falleció a los 97 años. Su último nieto, David Rockefeller, cumplió ese sueño, falleciendo cuando le faltaban tres meses para los 102 años y con una fortuna también millonaria. 

Más sobre

Regístrate para comentar