Drew Barrymore 'presenta' el regreso de la niña de E.T.

La actriz acudió a una gala con su hija pequeña, Frankie, que a sus dos años ya recuerda a la pequeña que conoció la fama tras la cinta de Steven Spielberg

Ya pueden pasar los años y acumularse las películas en su currículum que Drew Barrymore es y será, para muchas generaciones, la niña de E. T., el extraterreste. El personaje de Gertie en la superproducción de Steven Spielberg es, como toda la cinta, parte de la historia del cine. Ahora, esa imagen de la hermana pequeña de Elliot ha vuelto a la memoria y es que su hija pequeña, Frankie, recuerda mucho mucho a mamá.

drew-barrymore-1VER GALERÍA

No es fácil ver a la actriz posar con sus hijas en un photocall pero ha hecho una excepción junto a un gran conejo gigante en una fiesta de cara a la Pascua. En este acto que tuvo lugar en Nueva York hace unos días, Drew estuvo acompañada por su hija pequeña, Frankie. La niña de dos años apunta maneras para ser la más parecida a mamá, más que su hermana mayor Olive, de cuatro años y que no las acompañó en este día.

drew-barrymore-cordon-2VER GALERÍA

Aunque cuando rodó E.T. –en el papel de la adorable niña que pasaba de temer al extraterreste a protagonizar junto a él alguna de las escenas más tiernas de la cinta que se estrenó en 1982-, Drew Barrymore tenía seis años y Frankie cumplirá los tres años el próximo 22 de abril, lo cierto es que el parecido ya es razonable. Unos ojos muy expresivos y unos gestos que recuerdan a los que vimos en el cine y también fuera de él, ya que tras el estreno de la cinta, a Drew le llegó la fama y con ella el no siempre fácil cartel de “niña prodigio”.

Hay que recordar que Drew Barrymore -hija y nieta de actores de cine y teatro y con Steven Spielberg como padrino-  debutó en el cine a los cuatro años en Altered States (1979) y aunque no consiguió el papel para Poltergeist, obtuvo el reconocimiento a nivel internacional y varios premios de interpretación con el papel de Gertie en E. T. Sin embargo, una fama mal digerida y un ambiente familiar poco favorable hicieron que se viera envuelta en una espiral de adicciones.Tras un tiempo de películas de bajo presupuesto y un periodo de rehabilitación –sobre el que incluso escribió un libro, Little Girl Lost (Pequeña niña perdida)- protagonizó un regreso al más puro estilo Hollywood regresando con más fuerza que nunca a la gran pantalla y ganándose de nuevo el hueco que se había abierto siendo una niña.

drew-barrymore-3VER GALERÍA

A pesar de que el año pasado la protagonista de Santa Clarita Diet no pasó los mejores momentos tras divorciarse del padre de sus dos hijas, Will Kopelman, ahora vuelve a ser la chica alegre que llena los cines con sus comedias. La actriz y el marchante de arte se conocieron se conocieron a finales de 2010 y en junio de 2012 se dieron el 'sí quiero' en una increíble ceremonia judía celebrada en la finca que la actriz posee en el término municipal de Montecilto, California, a la que asistieron 190 invitados, entre ellos las actrices Cameron Díaz, compañera de Drew en Los ángeles de Charlie.

Más sobre