Mónica Cruz, del 'glamour' de Milán al plan más divertido con su hija Antonella

La hermana de Penélope ha disfrutado de su tiempo en dos citas bien distintas

Mónica Cruz  ha disfrutado estos días de varias de sus aficiones, planes que han combinado las últimas tendencias y una tarde cuento con su hija. Una escapada para sentarse en un front row, un paseo por una de las ciudades más bonitas de Italia y, lo mejor, una velada familiar que seguro esperaba con mucha ilusión. Estas han sido las anotaciones que ha ido tachando en su agenda. La primera de ellas la llevó a Milán, donde fue una de las asistentes a los desfiles de la Semana de la Moda que, de nuevo como cada temporada, ha reunido a las firmas más selectas de la moda.

monica-cruz1VER GALERÍA

La hermana de Penélope Cruz se sentó entre el público en el desfile de Giorgio Armani, una pasión que comparte con su hermana y que las ha llevado a probar suerte como diseñadoras -de una firma de lencería y de bolsos-. También Penélope se dejó ver en la pasarela londinense, ciudad en la que está por motivos profesionales. A su llegada al desfile, la hermana de una de las intérpretes españolas más internacionales se dejó captar con un modelo muy primaveral, estampado en tonos morados, negro y blanco. Dedicada, excepto por algunos proyectos puntuales, al cuidado de su hija Antonella, Mónica disfrutó de este ratito para ella aunque no tardó en regresar a casa, donde le esperaba su cita más especial.

monica-cruz2VER GALERÍA

¿Qué niña no conoce y adora a las princesas de Frozen? Elsa y Anna se han convertido en dos de los personajes Disney que más apasionan a las más pequeñas. Madrid se revolucionó con el espectáculo Disney on ice, que hace saltar la historia a la pista de hielo y que congregó a decenas de niñas, entre las que estaba por supuesto Antonella, que está a punto de cumplir cuatro años. La hija de Mónica, como el resto de asistentes, no se resistió a disfrazarse de princesa y llevaba un bonito vestido en tono verde lima. Seguro que se lo pasó en grande, ante la atenta mirada de su madre, que lo disfrutaría casi tanto como ella viéndola feliz.

Más sobre

Leer más