Charlie Centa reaparece para recordar a Bimba Bosé

El modelo inglés ha regresado a las redes sociales tras el fallecimiento de su novia el pasado 23 de enero

Charlie Centa, el 'ángel' de Bimba Bosé, ha vuelto a las redes sociales tras el fallecimiento de la modelo el pasado 23 de enero. Charlie ha compartido un bonito recuerdo en Instagram de sus días felices con Bimba. En la imagen, aparecen sonriendo, bajo un texto que, con tan solo dos palabras, lo dice todo: "😜 Bimba forever". 

"Charlie lo es todo para mí. Es una pieza fundamental, que si me la quitaran, no sé qué pasaría", decía Bimba a la revista ¡HOLA! en plena batalla contra la enfermedad. La diferencia de edad entre ellos, nunca fue un empedimento. Estaban hechos el uno para el otro. 

Charlie Centa reaparece para recordar a Bimba BoséVER GALERÍA

Bimba y Charlie se conocieron por casualidad en 2013, un año antes de que a la modelo le diagnosticaran cáncer de mama. Bimba preparaba un desfile y se cruzó por la calle con un joven modelo inglés que llamó su atención mientras practicaba skate. Fue un flechazo. “A lo mejor no te apetece, pero estoy organizando un desfile y me gustaría que aparecieras patinando’. Yo no quería hacerlo, pero luego me mandó un mail con todos los detalles y acabó convenciéndome. A la semana quedamos para salir, y ya está”, así lo contó Charlie a una conocida revista.

Poco después de comenzar su noviazgo Charlie Centa se enfrentó a la muerte de su madre que perdía la batalla tras una larga enfermedad, y fue Bimba quién le consoló. Desde entonces se hicieron inseparables, tanto que durante los cuatro años que duró su noviazgo desfilaron juntos, actuaron como DJ’s, e incluso crearon una firma de ropa, 'Sinchronic'.

Sus últimos meses juntos los pasaron en Sotogrande, Cádiz, donde Bimba encontró la paz y la tranquilidad para afrontar su enfermedad con él y sus dos hijas, Dora, de 12 años, y June, de 5, nacidas de su anterior relación con Diego Postigo. La modelo nunca se derrumbó, se mostró optimista hasta cuando los diagnósticos de su enfermedad dejaron de serlo, aunque, por esa autenticidad que la hacía única, ponía sobre la mesa sus momentos de bajón, sus miedos y sus lágrimas. “En Charlie he encontrado muchas respuestas que quizá antes no había sido capaz de encontrar. Él me ha ayudado mucho a poder poner palabras a los sentimientos y las emociones que antes me costaba un montón", aseguraba. Era, según sus palabras, "el ángel de mi vida". 

Más sobre

Leer más