Su hija, su marido, la idea de aumentar la familia... Emma García, al descubierto

La presentadora mostró su lado más personal al recibir un precioso mensaje en '¡Qué tiempo tan feliz!'

Emma García visitó recientemente el plató de ¡Qué tiempo tan feliz! para celebrar sus 15 años en Telecinco. Tras recordar su periplo en la cadena, la presentadora recibió una sorpresa que no se imaginaba, el mensaje de su mayor fan, su hija Uxue, fruto de su matrimonio con Aitor Senar.

“Ya sé que estás en la tele y no me puedes abrazar. Con diez años ya lo he entendido. Te quiero mucho. Ven pronto que eso sí te lo puedo pedir”. Emma se derritió con las palabras de su niña. “Ay… ¡qué chantaje emocional te hacen!”, declaró a María Teresa Campos. “Mi hija ahora se está reconciliando con la tele, como dice, pero lo ha pasado fatal”, añadió. Tan mal que pedía a su madre que no fuera con ella a ciertas actividades extraescolares porque “te va a mirar todo el mundo y no quiero que sepan que soy tu hija”.

Emma GarcíaVER GALERÍA

Emma GarcíaVER GALERÍA

Uxue nació el 6 de julio de 2006, cuando Emma presentaba el programa A tu lado. “Se me cae la baba cuando la miro. Tiene mi boca, pero de carácter es igual que su padre, muy tranquila. Solo come, duerme y sonríe un poco”, contó la presentadora tras dar a luz.

Emma GarcíaVER GALERÍA

La niña llegaba a un hogar lleno de amor, aunque al principio Emma y Aitor vivían separados, ella en Madrid y él en San Sebastián. “Yo he vivido una relación a distancia que ha sido maravillosa”, contó un día en su programa actual, Mujeres y hombres y viceversa. “Nos casamos y me vine a Madrid. Nos queríamos mucho pero no coincidíamos, hasta que se vino, y entonces descubrí que estaba mucho mejor con él que sin él. Hay que luchar por las relaciones”, confesó.

Emma GarcíaVER GALERÍA

La presentadora, según explicó en ¡Qué tiempo tan feliz!, no desea tener más hijos. “No me he quedado con ganas de tener más niños. Yo dije: ‘Cuando cumpla los 40, si no hemos ido a por el segundo, nada. Y ya tengo 44”, relató entre risas. “Mi marido y yo no nos pusimos de acuerdo. Cuando él tenía ganas, yo no, y al revés, total, que estaba de que no, y nos hemos quedado con una niña estupenda”, concluyó.

Más sobre

Leer más