¿Boda de Estado a la vista en la era Trump?

Tiffany Trump subió a su novio, Ross Mechanic, al escenario y desde entonces está en la Casa Blanca

Tras la victoria de Donald Trump, los hijos del candidato republicano han ido tomando posiciones, algunos al frente de las empresas y otros instalándose en Washington. En cambio, Tiffany, hija de la segunda esposa del Presidente, no ha dado de momento demasiadas pistas sobre su futuro profesional. Sin embargo, en lo que respecta a su vida sentimental ha arrancado la legislatura con toda una declaración de intenciones… ¿Habrá boda de Estado en la “era Trump”?

A diferencia de sus hermanos mayores, Tiffany, a sus 23 años, no ha se ha posicionado en primera línea durante la campaña, pero sí ha estado al lado de su padre en los momentos claves, contribuyendo a esa imagen de unidad de la familia Trump. No faltó a la ceremonia de investidura, siempre al lado de sus hermanos, sin embargo, cuando llegó la hora del baile inaugural hizo su aparición de la mano de su novio, Ross Mechanic

La carrera de Donald Trump hacia la Casa Blanca revela a su hija más desconocida, Tiffany Trump

¿Dónde estaba Tiffany Trump mientras sus hermanos arropaban a su padre en su primera comparecencia ante la prensa?

Que la pareja compartiera escenario con los dos hombres más poderosos del mundo, el Presidente y el Vicepresidente de los Estados Unidos, es un signo de que la relación de Tiffany con este ingeniero de datos cuenta con el beneplácito del magnate de Nueva York, aunque –según afirma la prensa estadounidense- la afiliación política de la familia del novio estuviera más cerca de las posiciones de Hillary Clinton que de las de su "suegro".

Dejando a un lado los colores políticos, desde que aparecieron por primera vez juntos –en octubre de 2015 en redes sociales- la relación parece marchar viento en popa. Él acompañó a su chica a la Convención Nacional Republicana y tampoco se perdió su graduación, poniendo la guinda sobre el escenario en un acto que concentraba la toda la atención a nivel mundial. Aunque esa misma mañana había acompañado a Tiffany a la misa con la que arrancó la ceremonia de investidura, no se le vio a su lado durante los desfiles, regresando bajo los focos en el momento del baile.

En vídeo: El 'Día Trump' en 2 minutos

Hijo de Jonathan Mechanic, un conocido abogado socio de una empresa líder en bienes y raíces, Ross se estudió en escuelas de élite, también se graduó en la Universidad de Pensilvania y –según su perfil profesional- ha trabajado en Cadre, una de las empresas fundada por Jared Kushner, marido de Ivanka, junto a su hermano Josh, novio de Karlie Kloss y especialista en nuevas tecnologías. En concreto un mercado online para conectar a inversores y operados del en el sector inmobiliario, un área en la que tanto los Trump, como los Kushner y los Mechanic han levantado su imperio.

Marla Maples, la actriz que estuvo casada con Trump desde 1993 hasta 1999 también parece encantada con la relación de su hija, ya que desde hace meses comparte en redes sociales imágenes de ella con la pareja. Además tampoco se perdió una de las fiestas que se celebraron en Washington –precisamente en el hotel Trump- para celebrar la llegada de su ex al poder, en la que estuvo con Tiffany y Ross. La propia Marla compartió una imagen en sus redes sociales y comentó que su hija había llegado a la ciudad con estilo.

Oficializando su relación sobre el escenario del centro de convenciones Walter E. Washington al ritmo de My Way, de Frank Sinatra y al lado de Donald Trump y Mike Pence, la pareja más discreta no se perdió el primer día en el poder de Trump. Tiffany y Ross abandonaron la Casa Blanca con el resto de la familia para asistir a la Catedral Nacional de Washington para un servicio religioso ofrecido por el reverendo Randolph Marshall Hollerith, en donde él no se resistió a mimar a su chica durante la misa.

Loading the player...

Al día siguiente, Ross seguía en la residencia oficial y no se perdió la ceremonia de jura del personal que tuvo lugar en el Ala Este de la Casa Blanca, en donde se le vio charlando animadamente con Ivanka, la otra pieza clave a ganarse para entrar por la puerta grande en la familia. Día a día y acto a acto, Ross se posiciona como uno más de los Trump... ¡Esta pareja promete!

Más sobre

Regístrate para comentar