Barron Trump, el otro protagonista de la investidura

El hijo pequeño del nuevo Presidente de Estados Unidos ha llamado la atención por sus gestos de cansancio y aburrimiento

El pequeño de los Trump se ha convertido en el 'otro' protagonista del día. Barron, de diez años, parecía no estar tan emocionado como el resto de su familia con la toma de posesión de su padre, a juzgar por sus continuos bostezos. El hijo del nuevo Presidente de Estados Unidos ha llamado la atención por sus gestos de cansancio y aburrimiento. No es la primera vez que vemos al pequeño de los Trump así. El pasado mes de noviembre, ya tuvo problemas para no dormirse durante el discurso de su padre tras ganar las elecciones.

barron-trump1gettyVER GALERÍA

Melania Trump ha estado muy pendiente de su hijo durante la ceremonia. La Primera Dama, impecable con un diseño exclusivo de Ralph Lauren, ha intentado que la corbata del pequeño estuviera en su sitio en todo momento.

barron-trump2gettyVER GALERÍA

La actitud de Barron ha dado un giro radical minutos después. Mientras Obama se despedía de su equipo en la base aérea de Andrews, Donald Trump firmaba en el Capitolio sus primeros decretos presidenciales tras ser investido. Y lo ha hecho rodeado de su familia. En ese momento, hemos visto el lado más adorable de Barron, cuando se ha puesto a jugar con su sobrino Theodore, hijo de Ivanka.

investidura-26VER GALERÍA

Barron será el único de los cinco hijos de Trump que vivirá en la Casa Blanca. Sin embargo, tendremos que esperar para verle allí. La Primera Dama ha decidido quedarse en la Gran Manzana hasta que el niño termine el curso escolar. "Habla tres idiomas: esloveno, el idioma de mi madre; inglés y francés. Es un chico muy, muy inteligente. Su imaginación es asombrosa", explicó su madre en una entrevista concedida a ¡HOLA!. "Me gusta llevar a Barron conmigo donde quiera que voy. Eso es muy importante. La vida puede ser frágil y no quiero dejarle detrás. Mi primera prioridad es mi hijo", añadió.

barron-trump3gettyVER GALERÍA

- Donald y Melania Trump nos presentan a su hijo Barron

Melania confesó que era una madre "muy tranquila". "Pienso que un niño tiene personalidad propia, pero necesito enseñarle que puede tomar sus propias decisiones. Eso es muy importante en el desarrollo del niño (libertad y alas para volar)", dijo. Sobre cómo era Donald Trump como padre declaró: "A su edad, él ve a un hijo de un modo un poco diferente. Es muy participativo. Le gusta saber qué está haciendo Barron, pasar tiempo con él. Ellos adoran hablar, contar historias. A Donald le gusta llevarle a desayunar a solas; el tiempo de papá. Eso es muy importante. Les encanta jugar al golf y ver juntos golf por televisión y comer palomitas".

Más sobre