20-E: INVESTIDURA DONALD TRUMP

Kellyanne Conway, asesora de Trump, y su look con los colores de la bandera americana

La militante del Partido Republicano ha sobresalido gracias a un estilismo de lo más patriota en el que ha utilizado los colores de la bandera estadounidense: rojo, azul y blanco

¿Quién es la mujer que ha decidido lucir los colores de la bandera americana en la Investidura de Donald Trump? La respuesta es Kellyanne Conway. Tal vez su nombre no sea demasiado conocido, pero su papel para que el magnate se haya convertido en el 45º Presidente de los Estados Unidos es fundamental.

Como jefa de campaña se ha convertido en uno de los rostros más destacados del actual gobierno, convirtiéndose en asesora de la Casa Blanca. Una distinción que hoy ha aumentado al lucir un abrigo estilo marinero con las mangas y la zona lateral en azul, la parte central blanca y un cuello, acompañado de un sombrero, guantes y bolso en color rojo. Un vestuario de lo más patriota en el que ha utilizado los tres colores de la bandera estadounidense: blanco, azul y rojo.

kellyanne2VER GALERÍA

De ella dicen que es la "mujer que susurra al oído de Trump" y quien ha conseguido ‘domar’ al presidente en su camino al despacho Oval. Sea como sea, lo cierto es que Kellyanne es la única que ha llegado a la meta final, después de que dos de sus compañeros, Corey Lewandowski y Paul Manafort, fuesen despedidos antes como jefes de campaña.

kellyanneVER GALERÍA

Madre de cuatro hijos, casada, con una importante fe en la religión católica y una clara posición en la defensa de los grupos pro-vida, la directora de campaña pasará ahora también a ser consejera de Trump. A sus 49 años, esta abogada graduada en la Universidad George Washington apareció más de mil veces como comentarista conservadora en televisión, aunque apenas era conocida por el público general hasta que encabezó el equipo del Presidente.

A partir de mañana trabajará con altos dirigentes para “comunicar y ejecutar efectivamente las prioridades y acciones legislativas de la administración”. Un puesto por el que se siente ‘bendencida’ y por el que, confiesa, ‘ha trabajado duro para tener su oportunidad’.

Más sobre