Serena Williams acaba de hacer historia en el US Open 2016. La tenista de 34 años logró el mayor récord de los Grand Slams, el lunes 5 de septiembre, al ganar su victoria número 308 derrotando a la kazaja Yaroslava Shvédova. “Es un número inmenso”, dijo Serena sobre su triunfo.  ¡Pero eso no es todo! Antes de lograrlo, el sábado había superado la marca de la legendaria tenista checoslovaca Martina Navratilova, empatando al mismo tiempo las 307 victorias de Roger Federer. No cabe duda que la hermana  menor de las Williams nació para ganar, y lo más admirable es que fueron las dificultades que vivió en su infancia las que le ayudaron a formar su determinación y fuerza en la cancha.

600x360-1VER GALERÍA

“Estoy disfrutando de estos momentos, romper récords que no sabía que existían o que eran posibles de lograr”, expresó la tenista para ESPN sobre una de las victorias más importantes de su carrera. Y aunque ella no lo sabía, desde  sus tres años mostró sus habilidades en la cancha. Su padre, Richard Williams, tuvo claro que quería llevar a sus hijas al éxito, y desde pequeñas las llevaba a jugar a las canchas de tenis en Compton, California, uno de los barrios más humildes y peligrosos del área. Aquí, Serena aprendió a jugar tenis con la idea de luchar hasta el final, en un ambiente de personas con vicios y mucha violencia. “Quiero ser la número uno cuando tenga 15 o alrededor de esa edad”, dijo Williams a sus 9 años para CNN.

600x360-2VER GALERÍA

Y el sueño de la niña de ese tiempo se cumplió. A sus 16 años venció a Mónica Seles, la segunda tenista de la época, en el Ameritech Open en  Chicago. Con este triunfo pasó a estar entre las 100 mejores saltando de su posición número 304. Victorias que no han dejado de parar y que son una muestra de su fuerza  mental y física.

599x698-3VER GALERÍA

Uno de los momentos más difíciles para Serena ocurrió a sus 22 años, cuando el 14 de septiembre del 2003, su hermana mayor, Yetunde Price, falleció asesinada. Su memoria siempre ha estado en cada una de sus victorias, y su triunfo durante el Australia Open 2007, fue dedicado a ella por haber apoyado cada uno de sus pasos. En varias ocasiones, la tenista ha recordado la experiencia con su hermana como una enseñanza para aceptar lo que pase en la cancha. “Creo que hay sentimientos mucho más complicados que perder un partido. Yo perdí a mi hermana y eso cuenta como una pérdida”, dijo la tenista a una entrevista para Daily News en junio del 2016.

600x360-4VER GALERÍA

Serena Williams es una de las mejores jugadoras de todos los tiempos, inspiración para mujeres y para aquellos que viven en situaciones difíciles. “Yo creo que como mujer, tenemos todavía mucho que hacer para llegar más lejos”, expresó para el New York Times sobre ser tenista en un deporte donde predomina el hombre. Una mujer que seguirá sorprendiendo al mundo y mostrando lo que mejor sabe hacer: triunfar en una chancha. “Nunca pensé que estaría jugando todavía. Ahora no sé cuando vaya a parar”, dijo para ESPN.

Más sobre

Regístrate para comentar