¿Por qué han cerrado el restaurante de José Ortega Cano? El diestro responde indignado

El torero ha contado en 'El programa de Ana Rosa' por qué el local que posee en Benidorm fue clausurado la semana pasada de forma inesperada

José Ortega Cano ha recibido esta semana un duro golpe que no esperaba. El bar localizado en Benidorm del que es dueño el torero ha sido clausurado debido a las supuestas deudas con los propietarios del inmueble. Ocurrió la semana pasada, cuando los clientes tuvieron que abandonar el restaurante al acudir unos agentes judiciales para cerrarlo. En unos días difíciles, el diestro ha querido explicarse y dar su propia versión de los hechos en El programa de Ana Rosa, donde ha asegurado que está "hecho polvo".

ortega1-VER GALERÍA

El torero ha confirmado, en conversación telefónica con El programa de Ana Rosa, la clausura de su restaurante en la costa levantina. A la espera de resolución judicial, José Ortega Cano niega tajantemente el impago. Asegura que "nos hemos encontrado con el deshaucio, pero no por falta de pago". Tal y como ha contado, a finales de 2015 se reunió con la propietaria para pedir que desde noviembre y hasta febrero el precio del alquiler quedara al 50%, un aplazamiento que le ayudaría a afrontar la escasa solvencia del restaurante. "No me dicen ni que sí ni que no y se les paga el 50% esos meses", ha explicado, insistiendo en su intención de pagar a partir de marzo "el mes corriente y la mitad que faltaba".

No obstante, los propietarios decidieron interponer una denuncia que nunca llegó a abordarse por parte de los encargados de los asuntos legales de Ortega Cano ya que, como ha relatado, "mandaron la documentación de esa denuncia como un desahucio y se lo dieron a un empleada" que no hizo entrega de los papeles.

ortega3-VER GALERÍA

El diestro se ha mostrado indignado y no oculta su preocupación por lo sucedido. " Yo soy padre de tres hijos, tengo gente trabajando allí y me parece una barbaridad, porque yo no me niego a pagar". La situación se complica aún más teniendo en cuenta que ha invertido casi un millón de euros en reformar un local que, si bien llevaba poco tiempo de andadura, comenzaba lentamente a despegar. "Hasta ahora no ha dado ningún beneficio, pero ahora se estaba poniendo en forma gracias a los grandes profesionales que trabajan allí", ha explicado lamentando el futuro incierto del bar y de sus empleados.

Pero ¿qué va a pasar ahora con el bar de Ortega Cano tras su repentina clausura? "Espero que en este caso la propiedad tome conciencia", responde el torero. "Yo soy una persona seria, un emprendedor, una persona que arriesga su dinero para dar trabajo a más personas", añade, confiando en la pronta reapertura del negocio.

-José Ortega Cano abandona definitivamente la cárcel con mucha emoción: 'Me noto más fuerte'

-Ortega Cano, en los toros con sus hijos tras abandonar la cárcel de Zuera

Un desagradable trago para José Ortega Cano, que ya lleva ya casi diez meses fuera de prisión. Fue el pasado mes de junio de 2015 cuando el torero obtuvo su esperado tercer grado, después de algo más de un año en la cárcel de Zuera. Desde entonces se ha volcado en su familia sin descuidar sus negocios, enfrentándose ahora a un problema inesperado que confía en que se resuelva lo antes posible.

Más sobre

Leer más