'La Flor y Nata' de los encuentros y las sorpresas, en una noche mágica llena de rostros conocidos

La escritora Mamen Sánchez presentó su última novela, 'La Flor y Nata', un retrato inteligente y lleno de humor, del periodismo de sociedad en los años noventa

La flor y nata de las amistades y las personas más queridas de Mamen Sánchez (autora de seis novelas y tres libros infantiles, editados por Espasa) se reunieron el martes en el salón Real del Hotel Ritz, en la presentación de su última novela, que lleva por título La Flor y Nata y cuenta la historia de una joven periodista que se enfrenta al primer reportaje importante de su carrera.

mamen-sanchez-VER GALERÍA

Fue una celebración por todo lo alto, en la que participaron más de doscientos cincuenta invitados, seguida de un cóctel y de muchas anécdotas, encuentros y sorpresas. Entre los asistentes hubo muchos rostros conocidos, como Naty Abascal, una de las sofisticadas mujeres que aparecen en las páginas del libro convertida en personaje y forma parte del numeroso elenco de aristócratas, estrellas de Hollywood, periodistas famosos y miembros de la alta sociedad que retrata la novela.

Esther Alcocer, Manuel Colonques, Cristina Yanes, Gema Ruiz, Fiona Ferrer, Genoveva Casanova, Marián Camino, Cristina Reyes y Mónica de Tomás, entre muchos otros, escucharon las palabras que había preparado la guapísima periodista y escritora Teresa Viejo (autora de tres novelas de éxito, la más reciente Mientras Llueva) y las que pronunció Myriam Galaz, editora de la novela, y asistieron impresionadas a la intervención de Marcos Abollado, que llenó la tarde de magia.

montajeginal1-VER GALERÍA

Cristina Morató, magnífica escritora y periodista; la gran comunicadora Ana Rosa Quintana, el periodista Javier de Montini, la actriz Fanny Gautier, el músico Juan Carmona, los hermanos Fernández de Valderrama (a punto de publicar un nuevo disco, Materia Flamenca), la cantante Cris Méndez, el televisivo Josie y la actriz Yolanda Font acompañaron a la autora, que llevaba un elegante vestido de Jorge Acuña en el mismo tono rosa de la cubierta de La Flor y Nata. Emilio de Villota y su mujer, Isabel, tuvieron ocasión de conversar con María Belón y con María Jesús González, todos ellos protagonistas de verdaderas historias de valentía y superación.

Mamen Sánchez, que además de escribir novelas, es directora adjunta de ¡HOLA! y directora de ¡HOLA! México, estuvo muy bien rodeada la noche de la presentación por algunos de los grandes periodistas con los que dio sus primeros pasos en el periodismo, como Tico Medina o Javier Osborne (autor de Anécdotas del Corazón, entre otros libros). Y en primera fila no podían faltar, su abuela Mercedes Junco Calderón, fundadora de ¡HOLA!, su madre, Mamen Pérez Villota, sus hermanos Mercedes y Eduardo, su marido Álvaro y sus cinco hijos.

Y es que su último libro y su novela más autobiográfica es un homenaje a su familia, a sus padres y a sus hermanos, y también una mirada nostálgica, llena de enredo y humor, a los años dorados de la prensa rosa y del papel cuché, a los 90. Mamen Sánchez ha conquistado ya a miles de lectores en España y América con novelas como La felicidad es un té contigo, Juego de damas o Se prohíbe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión, y ahora vuelve con la misma reivindicación del tono de comedia que ha caracterizado todos sus títulos.

En su nueva novela La flor y nata, editada por Espasa, Mamen Sánchez habla también de los cambios en el periodismo y transforma su realidad vivida en ficción. La autora ha construido un relato con muchos personajes que se pueden reconocer con la verdad de las mentiras, como diría el premio Nobel Mario Vargas Llosa, un escritor al que dice admirar mucho, "casi de forma mitómana", y quien últimamente, por su vida personal, se ha convertido en un rostro de la portada de ¡HOLA!

grupo4-VER GALERÍA

Vargas Llosa recordó hace poco, durante la presentación de su último libro, Cinco esquinas, que esta revista era todo "un fenómeno cultural". Un fenómeno que no para de crecer en su página web y en papel, donde, a pesar de la crisis, la revista sigue manteniéndose y ahora creciendo, como reconoce la escritora.

Y es en La flor y nata donde la autora pone el espejo retrovisor para recordar esos años dorados de la prensa rosa como marco histórico de la trama; los años de Jackie Kennedy, su enfermedad y los amores con Aristóteles Onassis, la muerte de Stefano Casiraghi o la relación cada vez menos clandestina, por aquella época, de Carlos de Inglaterra y Camila Parker Bowles.

Todo un contexto histórico en el que se inicia una periodista en la veintena, que trabaja en la revista que fundaron sus abuelos y que dirige su padre. Una historia donde esta periodista, que duda de su capacidad, es enviada como corresponsal de moda a París. Una excusa que la joven aprovecha para mostrar su valía haciendo una exclusiva mundial con el anuncio de la boda entre lord Nelson Noland, vástago de una familia aristocrática británica, y Teresa Trotti, celebridad internacional y heredera de un imperio comercial italiano.

Una periodista que perfectamente podría ser la trasunto o el alter ego de la propia Mamen Sánchez. "Esto es lo más cerca que he estado de la autobiografía -dice-; aunque he mezclado realidad y ficción, pero, sí, está mi experiencia con mis inicios como periodista", subraya. "Además -precisa- he querido hacer con ello un homenaje a mi familia, a mis abuelos -su abuelo paterno Antonio Sánchez fundó ¡HOLA! en 1944 junto con su abuela Mercedes Junco-, a mi abuela, quien sigue dedicada a los especiales de moda hoy, a todos". También rinde tributo a su padre, Eduardo Sánchez Junco, quien expandió la revista internacionalmente, y a sus hermanos.

montajeginal2-VER GALERÍA

Y es que en la vida de la autora también hubo un primer verano para iniciarse en el oficio, un verano en el que su padre la envió a París con una máquina de escribir Olivetti, de 6 kilos, para cubrir una boda real. "Los 90 eran unos años en los que pasaban muchas cosas, la boda de los príncipes de Gales, la celebración de los 500 años del Descubrimiento de América... muchas cosas y con mucho glamour y fiestas maravillosas, un mundo de lujo con escenarios fantásticos por toda Europa".

Y dado que los personajes son la flor y la nata de la sociedad europea, el lector puede recorrer algunos de sus lugares, como el bar Hemingway del Hotel Ritz en París, el restaurante La Grande Cascade del Bois de Boulogne, también en la capital francesa, Portofino (Italia) o Montecarlo... y un largo etcétera.

El libro es también un espejo de la transformación del periodismo, no solo en el cambio de tecnología, como el paso del fax al móvil, los satélites, la foto digital, sino también al uso del tiempo, las formas de tratar a los personajes y de hacer los reportajes. La flor y nata es una novela llena de referencias cinematográficas y de humor, "que es lo que te salva de cualquier situación difícil", advierte Sánchez, y con ella la autora pretende hacer "sonreír y soñar, como el ¡HOLA!", concluye.

Más sobre

Leer más