Seis años después, ser la doble de la Duquesa de Cambridge sigue siendo un buen negocio

Cuando el martes 16 de noviembre de 2010 el Príncipe de Gales anunció con entusiasmo el compromiso entre Guillermo de Inglaterra y la señorita Catherine Middleton, no fueron solo las vidas de las familias Windsor y Middleton las que cambiaron para siempre. Heidi Agan, con un parecido más que razonable a la Duquesa de Cambridge, comenzó a cobrar por actuar como su doble, un negocio que seis años después sigue siendo de lo más rentable.

nullVER GALERÍA

Más de once mil euros a es lo que puede llegar a ganar semanalmente Heidi Agan por hacerse pasar por la mujer del segundo en la línea de sucesión al trono británico. Así lo ha contado ella misma a The Sun, en donde recuerda cómo ha pasado de ganar 6 libras (unos 8 euros) por hora trabajando como camarera a tener unas tarifas como doble que oscilan entre las 500 libras (646 euros) y 3.000 (3.875 euros) por trabajo, haciendo una media de tres trabajos a la semana.

Como ella misma cuenta, los últimos acontecimientos en torno a la Familia Real británica le han sonreído e influyen en su volumen de trabajo. “El nacimiento de la princesa Charlotte ha hecho que no pare de trabajar desde entonces”, cuenta y añade que el 90 cumpleaños de la Reina Isabel –el próximo 29 de abril- también influye para que tenga varias citas en compañía de otros dobles de la familia Windsor, como Simon Watkinson, doble de Guillermo de Inglaterra.

“El rostro de Kate estaba de repente por todas partes –recuerda Heidi del boom que generó el compromiso del hijo mayor de Diana de Gales- y los clientes del bar comenzaron a comentar el parecido. Diez meses después de la Boda Real, los clientes seguían pidiendo que me hiciera fotos con ellos, allí pensé que podía haber un negocio”, cuenta la actriz al citado medio británico.

En el reino de la Katemanía...

Cobra por parecerse y actuar como ella: la doble de la Duquesa de Cambridge

Tras contactar con algunas agencias y estudiar vídeos de la Duquesa para asimilar sus gestos, sonreír y mover el pelo de forma similar –un aprendizaje que según ella no estuvo exento de estrés- le llegó su primer trabajo y en mayo de 2012 dejó su empleo de camarera para volcarse en su faceta de doble de Kate. Lo que podía ser un boom pasajero, en un momento en el que la "Katemanía" lo rodeaba todo, no se ha desinflado y los trabajos –dentro y fuera del Reino Unido- siguen acumulándose en el currículum de Heidi Agan.

Christmas shopping with the "hubby" Prince William Lookalike - Simon Watkinson

Posted by Kate Middleton Lookalike - Heidi Agan on domingo, 13 de diciembre de 2015

“Tengo agentes en todo el mundo, puedo hacer un encuentro un día y una sesión de fotos en China al día siguiente. Mi mejor trabajo me llegó en el 2014, cuando volé a Australia con el doble del príncipe Guillermo para hacer un anuncio de leche. Sentada en la clase business tenía que pellizcarme para creerlo”, cuenta esta mujer de 35 años –un año más que la Duquesa de Cambridge- y madre de dos hijas.

Evidentemente hacerse pasar por la futura Reina de Inglaterra conlleva un buen fondo de armario, por lo que se hace con los trajes y zapatos que la Duquesa luce antes de que se agoten -algunos de marcas como L.K. Bennett- y encarga a una costurera diseños similares. Además de otros “complementos”, como estudiar minuciosamente sus técnicas de maquillaje o invertir en una serie de prótesis para que su barriguita fuera aumentando a medida que lo hacían los príncipes George y Charlotte en el vientre de Kate.

Heidi Agan incluso tiene un anillo de zafiros similar al que el Príncipe regaló a su prometida y también encierra una bonita historia. “Mi abuela Hilda, de 86 años, tenía una réplica de ese anillo, originalmente el de compromiso de Diana, y mi abuelo se lo compró cuando Carlos y Diana se casaron. Cuando comencé a hacer este trabajo, ella me lo dio”, cuenta la actriz, poniendo en evidencia que el boom que se vivió en torno a Kate ya lo habían vivido generaciones anteriores con Diana.

Más sobre