'Un león anda suelto en casa' de Iker Casillas y Sara Carbonero

La pareja está celebrando por primera vez el carnaval en Oporto

Si ayer os mostrábamos el carnaval más divertido de Paula Echevarría y David Bustamante, hoy llega el turno de enseñaros un disfraz de lo más tierno, el de Martín Casillas. El hijo de Iker Casillas y Sara Carbonero es un enamorado de los animales, sobre todo, de los elefantes. Sin embargo, en esta ocasión se decantó por otro animal. "Un pequeño león anda suelto por casa. Muy divertido nuestro carnaval pero...¿alguna mami puede decirme cómo le quito ahora el disfraz? Quiere merendar con él, bañarse con él, dormir con él 😅. Es lo que tiene ser Simba", publicó Sara en su cuenta personal de Instagram junto a esta imagen.

Una foto publicada por Sara Carbonero (@saracarbonero) el

La familia Casillas Carbonero está disfrutando de su primer carnaval en Oporto. Y, aunque parece que está siendo muy divertido, sienten una cierta nostalgia, sobre todo, Iker. El portero solía disfrutar de estas fiestas en su pueblo de Ávila, Navalacruz, por lo que sus redes sociales se han llenado de recuerdos. "Algunos en Portugal echamos de menos estos placeres del pueblo...", publicó junto a un vídeo de una barbacoa.

A pesar de esta nostalgia, la pareja está feliz, a la espera de que nazca su segundo hijo, una noticia que adelantó las revista ¡HOLA!. Se trata de un niño que seguro se convertirá en el mejor compañero de juegos del pequeño Martín, de dos años. La periodista publicó recientemente una fotografía de cómo avanza su embarazo en las redes sociales. "Algo se mueve mucho por aquí dentro", escribió junto a la instantánea.

Alguien se mueve mucho por aquí dentro... #creciendojuntos #estoenrealidadnoesunselfie 🌿

Una foto publicada por Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Además, hace tan solo unos días Sara cumplió 32 años, un día muy especial al ser el primer cumpleaños que celebró en Oporto, una ciudad en la que se siente muy querida, según destacó en su blog y al hilo de las publicaciones que aseguraban todo lo contrario. "Quería compartir con vosotros que desde que llegué a Portugal, solo he recibido muestras de cariño de la gente de aquí. Jamás, os doy mi palabra”, afirmó rotunda.

Más sobre