Sebastián Palomo Danko cuenta en ¡HOLA! cómo encontró a su perro Coco tras más de dos años perdido

‘Gracias a un refugio encontré a mi perro en Ciudad Real. Me dijeron que lo encontró un señor y lo llevó allí’, explica en la revista de esta semana

Los milagros existen. Sebastián Palomo Danko ha encontrado a su perro Coco dos años y medio después de perderlo, una feliz noticia que ha compartido en las páginas de la revista ¡HOLA! de esta semana. “Gracias a un refugio encontré a mi perro en Ciudad Real. Me dijeron que lo encontró un señor y lo llevó allí”, confiesa Sebastián.

palomo-coco-VER GALERÍA

SI QUIERES LEER LA NOTICIA COMPLETA, CONSIGUE LA REVISTA EN iPAD, ANDROID O DESCÁRGATELA AQUÍ

La pesadilla comenzó el 25 de noviembre de 2012. Sebastián tenía previsto un viaje y dejó a Coco al cuidado de unos amigos. “El día que fui a recogerlo, nada más aterrizar, me dijeron que había desaparecido”, cuenta. En ese mismo instante, comenzó a buscar desesperadamente a su perro a través de las redes sociales y con millones de carteles. “No llegó a ser una obsesión, pero es que yo no había perdido a mi perro, yo había perdido a mi amigo y tenía que buscarlo”, relata.

Después de mucho tiempo buscando a Coco, lo encontró gracias a la protectora de animales APAC, de Ciempozuelos. “Me llamaron para decirme que habían encontrado un labrador en Ciudad Real y cuando me enviaron la foto recuerdo que pensé que sí, que podría ser él”, explica. “Cogí el coche y me fui”, añade. ¿Y cómo fue el reencuentro? “Muy especial, yo estaba temblando… Habían pasado dos años y medio, pero Coco estaba igual, su mirada… ¡Todo!”, declara emocionado. “Cuando llegamos a Madrid fue increíble, porque aparqué y fue tirando de mi por toda la calle hasta llegar al portal de mi casa, le faltó llamar al timbre”, bromea.

- Sebastián Palomo Danko busca ayuda en las redes sociales para encontrar a su perro

- El 'milagro' de Sebastián Palomo Danko: encuentra a su perro Coco, que llevaba dos años y medio desaparecido

Sebastián lo ha pasado muy mal, pero ahora por fin disfruta de Coco y de sus “dos terremotos” más, Harper y Pibe. Además, en agradecimiento a la ayuda recibida de varios centros de acogida, destinará parte de los beneficios obtenidos con su firma de moda a las protectoras de animales. “Gracias a un refugio he recuperado a mi perro, estos sitios tiene un mérito fuera de lo común porque las personas que los crean lo hacen por puro amor a los animales”, concluye.

Más sobre

Read more