Rodolfo Sancho, entre lágrimas al recordar a su padre: 'Me enseñó a disfrutar de la vida'

“Además de ser el actor más carismático que ha tenido este país, me enseñó a disfrutar de la vida y de cada momento”, con estas palabras el actor Rodolfo Sancho recordó emocionado a su padre, Sancho Gracia, al recoger el premio Tabernas del Cine 2015 concedido por el Almería Western Film Festival. El intérprete, que actualmente cosecha éxito con la serie Mar de plástico, no pudo contener las lágrimas durante este homenaje póstumo.

rodolfo2VER GALERÍA

“Siempre que lo recuerdo y lo veo lo echo mucho de menos y me entristece que no esté aquí con nosotros”, aseguró ante los aplausos de un abarrotado auditorio. “Sí que me dio consejos sobre la profesión pero los más importantes eran sobre la vida. No he conocido a nadie que supiera disfrutar de la vida como él”, confesó. “En la vida te van dando pero en los intervalos es un pecado no disfrutarla. Eso era mi padre”, concluyó con esta cita que pertenece a la película 800 balas, el último largometraje que rodó Sancho Gracia en Almería.

rodolfo3VER GALERÍA

El evento tuvo lugar en los decorados cinematográficos Fort Bravo de Almería. “Mi amor por Almería viene de lejos, yo venía con mi padre mientras él rodaba y ahora son mis hijos los que están aquí mientras trabajo”, dijo. El cine español lloraba la pérdida de su padre en agostó de 2012 quien fallecía a los 75 años como consecuencia de un cáncer de pulmón.

Con este tributo se ha querido premiar la trayectoria profesional de Sancho Gracia y su aportación al cine filmado en Almería. Su ronca voz, aquella que retumbaba en la serranía de Ronda en la piel del inolvidable Curro Jiménez, se ha quedado grabada en la memoria de muchos y forma parte de la historia del western español.

Álex de la Iglesia, quien no pudo acudir al acto, estuvo presente a través de un vídeo en el que le dedicó a Sancho Gracias unas emotivas palabras. “No era un gran amigo, era como mi segundo padre. Durante prácticamente una década me acompañó en muchísimas situaciones. Todos los días me enseñaba algo nuevo, probablemente es una de las personas a las que más he querido en mi vida. Todo lo que sé acerca de la industria del cine, de las películas... depende de lo que yo viví con él. Sancho me ayudó a entender que la vida hay que vivirla con una sonrisa y no desfallecer jamás. Que puedes hacer cualquier cosa porque tienes amigos y que no te van a dejar tirado”, dijo.

- Rodolfo Sancho saca pecho como padre: ‘Ayudo mucho, lo sé hacer todo’

- Familiares y amigos lloran la pérdida de Sancho Gracia, el inolvidable bandolero de la serranía de Ronda

“Ya no existen hombres como él, no queda ninguno, es como si hubiera desaparecido el último de una gran raza”, aseguró el director y recordó el rodaje de 800 balas. “Probablemente es el rodaje más bonito y más emocionante de los que he estado en mi vida, acompañado de ese héroe montado a caballo que era Sancho Gracia”, añadió. El actor fue candidato a un premio Goya en 2002 a la mejor interpretación masculina por esta película donde da vida a un veterano especialista de cine.

Más sobre

Read more