La hija de Marc Bartra y Melissa Jiménez, tan 'motera' como su mamá y el ojito derecho de papá

La pequeña Gala Bartra Jiménez lleva el deporte en los genes. Con un padre futbolista y una madre periodista deportiva, parece difícil que Gala no termine también aficionándose. Melissa Jiménez, desde luego, parece decidida a inculcarle a su hija esta pasión, no importa lo pequeña que sea todavía.

Este domingo se celebraba la carrera de MotoGP del Gran Premio de Aragón, y aunque debido a su baja por maternidad Melissa, que es reportera de motos, no pudo estar a pie de pista, no quiso perdérselo y estuvo viendo la carrera retransmitida por la televisión. Aunque verlo en casa no sea lo mismo que vivirlo allí en primera persona, lo que sí está claro es que la compañía era inmejorable, pues Melissa disfrutó del Gran Premio junto a su hija.

Mi pequeña motera no se pierde detalle de Moto2 😂😍😍😍 #Gala #love #motogp Nos gustan las motos ✊

Una foto publicada por Melissa Jimenez (@melissajimenezgp) el

La periodista compartió en sus redes sociales una fotografía en la que aparece viendo la competición en su casa. Detrás de ella Gala, tumbada en una pequeña hamaca, también seguía atenta la carrera, tal y como comentó Melissa: "Mi pequeña motera no se pierde detalle de Moto2 #Gala #love #motogp. Nos gustan las motos", escribió junto a la instantánea.

Cada día más grande y más bonita... T'estimo Gala! 😘👶🏻 |M&M&G| #dia42

Una foto publicada por Marc Bartra (@marcbartra) el

-¿A quién se parece? Melissa Jiménez nos enseña la carita de su hija

-Melissa Jiménez y su espléndida figura tras dar a luz

-Melissa Jiménez y Marc Bartra, papás de una niña

Aunque Gala es todavía demasiado joven para comprender lo que ocurre en la pista. La niña, que nació el pasado 18 de agosto, apenas tiene un mes de vida. Eso sí, esta "pequeña motera" es la gran alegría de sus padres, tal y como demuestran las redes sociales de Marc y Melissa, en las que Gala se ha convertido en protagonista. De hecho el orgulloso papá ha compartido una imagen de su niña, no hay duda de que se le cae la baba con ella, en la que se la ve tranquila en su cunita, con una divertida diadema. "Cada día más grande y más bonita" pone el jugador. Siempre que sus compromisos se lo permiten, se puede ver a la pareja paseando con su bebé por Barcelona y es que no cabe ninguna duda de que la niña se ha convertiro en el centro de sus vidas.

Melissa está deseando volver al trabajo, tal y como comentaba poco antes de dar a luz. Pero de momento la prioridad es su hija: “Tengo ganas de volver a las motos, echo de menos a mis compañeros y espero volver pronto, aunque imagino que echaré mucho de menos a la niña”, declaraba en mayo. Hasta su regreso, Melissa se centrará en la maternidad disfrutando de momentos familiares que, como en este caso, le permiten seguir viviendo su gran pasión y compartirla con su niña.

Más sobre

Leer más