Caitlyn Jenner

Una cosa es ser fotografiada por Annie Leibovitz para la portada de Vanity Fair en traje de baño -en donde cada detalle es cuidado al máximo- y otra muy distinta dejarse ver en público, al sol, tal cual en la misma pieza, ante el escrutinio de todos. Para Caytlin Jenner, uno de los momentos que más temía como mujer era dejarse ver en un bañador.

"[Ponerse un traje de baño] me hace sentir muy expuesta. Nunca había estado tan nerviosa", dijo la ex atleta durante su show de telerrealidad, I Am Cait. Su debut en traje de baño consistió de un monokini blanco atado por atrás, cabello suelto y arracadas.

Curiosamente, su primer traje de baño público no fue el que su hijastra, Kim Kardashian, le había comprado. "Amo a mi hija Kimberly a morir, pero el traje que me dio es más para ella. Siento que tenía demasiado escote". El trajecito que la esposa de Kanye West había elegido era un diminuto bikini negro.

En el momento del show transmitido por E!, Jenner lloró de emoción tras superar los nervios de su traje de baño. "Me siento tan liberada. Vi mi reflejo en la puerta de vidrio. Me veía muy bien", dijo entre risas la transgénero de 65 años.

Más sobre

Regístrate para comentar