El príncipe Guillermo y David Beckham, dos papás y una misma pasión

Grandes aficionados al fútbol, tanto el Príncipe como el futbolista, que disfrutaron ayer de la FA cup, están logrando transmitir esta pasión a sus respectivos hijos

La de ayer fue una noche de fútbol, y no solo en España. Mientras en nuestro país se jugaba la final de la Copa del Rey, los hinchas británicos también se vestían con las equipaciones de sus clubs favoritos para animarles en la FA Cup, la Copa de Inglaterra, que se celebró ayer y reunió en el estadio de Wembley a miles de aficionados entre los que no podía faltar el príncipe Guillermo. En una reciente entrevista con la BBC, el hijo del príncipe Carlos dejó muy claro que iba a seguir sin pestañear el partido que se jugaría este sábado. "Estoy nervioso. Aterrorizado", aseguraba Guillermo, que en dos días podrá celebrar el primer "cumple mes" de su hija, la princesa Charlotte.

cup4-VER GALERÍA

Forofo declarado del Aston Villa, no pudo ver a su equipo alzarse con la victoria, que finalmente fue para el Arsenal, pero demostró su deportividad entregando la copa y saludando a los ganadores sin perder el gesto amable ni la sonrisa. Al Príncipe, que en la entrevista alababa el duro trabajo que esta temporada ha hecho su equipo favorito, le gustaría ver a su hijo George defendiendo los mismos colores, pero “lo más responsable es dejarle que tome sus propias decisiones en este sentido, pero creo que le influiré bastante. No he pensado mucho todavía en cómo lo haré. Por supuesto que puede animar a cualquier equipo, pero si es al Aston Villa será fantástico. Me encantaría ir a los partidos con él en el futuro”.

Pero todavía habrá que esperar un poco para poder ver esa imagen de padre e hijo disfrutando de este deporte, pues el príncipe George es aún demasiado joven para acudir al estadio: "Con 22 meses de edad, es un poco pronto para llevar al príncipe George a un partido de fútbol. Además esta no es una decisión que me corresponda solo a mí. Tengo que consultarlo con mi señora, veré cómo puedo convencerla”, explicó bromeando.

cup3-VER GALERÍA

Quien sí que llevó a sus hijos al partido fue David Beckham, que no duda en acudir con ellos a todos los sitios posibles. El fútbol, además de haber sido su profesión, es una de sus grandes pasiones y parece que ha logrado transmitírselo a sus hijos. Brooklyn Beckham, de 16 años, y su hermano Romeo, de 12, estaban sentados junto a él en la grada, siguiendo con mucha atención el encuentro. También estaba con ellos Jack Ramsay, hijo del chef Gordon Ramsay, que es muy buen amigo de los Beckham.

Atento y cariñoso, David demostró ser un papá entregado dando un beso y un fuerte abrazo a su hijo Romeo, que no quitaba la vista del campo. Romeo ha seguido sus pasos no sólo en cuanto a la afición deportiva, sino también en el mundo de la moda, donde poco a poco va haciéndose un hueco.

cup2-VER GALERÍA

No sólo disfrutaron del partido, sino también de una deliciosa cena que incluía 'pie and mash', un plato típico que consiste en una empanada de carne con puré de patata. Así lo mostró el propio David en su cuenta de Instagram, igual que su hijo Brooklyn, que se ha vuelto aún más activo que su padre en las redes sociales, donde cuenta los seguidores por millones.

FA cup & Pie & mash 🏆 cheers Tony

Una foto publicada por David Beckham (@davidbeckham) el

Como buen aficionado al fútbol, David no sólo vio la copa inglesa sino también la española, disfrutando especialmente del definitivo gol de Messi. Así lo mostraba el ex futbolista en Instagram, con una foto del jugador argentino y las palabras "Copa Del Rey Final ( WOW ) La magia de Messi".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más