Ortega Cano, en los toros con sus hijos tras abandonar la cárcel de Zuera

Le han concedido su cuarto permiso, durante el que podría llegar la ratificación del tercer grado que le permitiría vivir en régimen de semilibertad en Madrid

Apenas unas horas después de abandonar la cárcel de Zuera, José Ortega Cano llegaba a Madrid, donde se reencontró con sus hijos, con los que acudió a la plaza de toros de Las Ventas. José Fernando, Gloria Camila (que se sentaron juntos) y el pequeño José María en brazos de su madre estuvieron junto a su padre. El torero, a quien se pudo ver conversando con el periodista taurino Manolo Molés, va a comenzar a colaborar en un programa sobre toros de Canal + y regresaba así a un coso taurino, algo que seguramente ha echado de menos en este año que ha estado ingresado.

toros-ortega-VER GALERÍA

Sin embargo, esta imagen podría repetirse más a menudo, ya que puede que no tenga que volver a Zuera. El diestro está a la espera de la ratificación del tercer grado penitenciario, que le permitiría tener un régimen de semilibertad. “Sólo queda esperar que llegue el tercer grado de Madrid” aclaró el diestro a su salida de la prisión. José disfrutará los próximos seis días de su cuarto permiso penitenciario, un período en el cual podría llegar por fin el ansiado tercer grado, gracias al que no tendría que regresar a Zaragoza.

ortega-cano1VER GALERÍA

“Soy consciente de que quizá no tenga que volver y estoy tranquilo” aclaró José. En caso de que se le concediera este régimen de semilibertad, el diestro podría acudir sólo a dormir o sólo el fin de semana completo a un centro que está en Madrid, denominado Victoria Kent. Parece que para que se traslade a este centro sólo falta la ratificación de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que podría llegar en estos días. “Aquello será diferente, tendré la suerte de ver todos los días a mi gente y los fines de semana también” explicó Ortega, añadiendo que acatará lo que le digan –con respecto a que tenga que ir sólo a dormir o sólo a pasar el fin de semana. Su abogado ha comentado que su estancia en dicho centro podría ser breve y que a esta seguiría la libertad condicional.

Ahora que ve cerca la ansiada libertad, ha hecho balance de estos 13 meses que ha estado en prisión: “Es un tiempo que tienes para darle muchas vueltas a la vida y las cosas. La misma entereza que he tenido en mi vida es con la que he afrontado estos meses”. En estos días, en los que debutará como comentarista de Canal + -“es un programa sobre la cultura y los toros, un tema que me apasiona”-, aprovechará para estar con su familia. “Voy a estar con mis hijos y con Ana. Con mi pequeño, que ya se da cuenta de todo”.

Dentro de poco podrá disfrutar de ellos todos los días, algo que cree necesitan. “Veo bien a José Fernando, pero le hago falta, y a Gloria, igual”. Esperándole a su salida estaba por supuesto su pareja Ana María Aldón, que se confesaba “muy contenta” y explicaba que había arreglado la casa para recibirle. “Veo un futuro inmenso, lleno de posibilidades. Fue muy duro desde el comienzo, pero hemos permanecido y es lo que importa”. Una futura boda y quién sabe si otro hijo, Ortega dice que “ojalá lo tengan”, es lo que les aguarda en ese futuro que afrontan con un poco más de esperanza.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más