Los hijos de la Duquesa de Alba recuerdan a su madre unidos y con una sonrisa

Eugenia, Cayetano, Carlos y Alfonso acudieron muy animados a recoger la Medalla de Oro Madrid, que dedicaron a la memoria de doña Cayetana

El arte fue una de las grandes pasiones de la Duquesa de Alba, y para sus hijos no hay mejor forma de mantener vivo su recuerdo que continuando su labor en este ámbito. Consciente del importante patrimonio cultural que la Casa de Alba posee, la propia Duquesa constituyó en 1975 la Fundación Casa de Alba, que este viernes ha recibido un importante reconocimiento que los hijos de doña Cayetana han recogido recordando a su madre.

alba2-VER GALERÍA

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha entregado hoy las medallas de Oro de la ciudad a la gastronomía madrileña, a la Real Academia Española, al doctor Pedro Guillén y a los coleccionistas y mecenas del arte. Precisamente esta labor es la que le ha valido a la Fundación Casa de Alba un premio que ha recogido Carlos Fitz-James Stuart, Duque de Huéscar, en representación de los galardonados. Con la medalla puesta, Carlos ha pronunciado un discurso en el que ha ofrecido este reconocimiento a la memoria de su madre, la Duquesa de Alba, además de reafirmar su "voluntad decidida de dar continuidad" a esta tarea.

alba1-VER GALERÍA

Sus palabras han sido recibidas con aplausos por los asistentes, entre los que se encontraban sus hermanos Cayetano, Alfonso y Eugenia, además de su hijo pequeño, Carlos. La familia ha atravesado unos meses muy complicados tras el fallecimiento de la Duquesa de Alba, y no veíamos a los hermanos juntos en un evento público desde entonces. Parece que los hijos de doña Cayetana han conseguido mirar hacia adelante y recuperar la sonrisa, y durante el evento se han mostrado animados y con buen humor.

Todos los premiados han recibido sus medallas de manos de Ana Botella, que ha estado arropada por su esposo, el expresidente del Gobierno José María Aznar, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón.

alba3-VER GALERÍA

Ha pasado casi medio año desde el fallecimiento de la Duquesa de Alba, y su familia intenta poco a poco retomar la normalidad y sus rutinas con el recuerdo de su madre siempre presente. La semana pasada, Cayetano Martínez de Irujo no podía contener las lágrimas durante la inauguración de una exposición en Sevilla sobre Cayetana de Alba, un acto en el que se vio desbordado por la emoción. Poco después veíamos a Eugenia Martínez de Irujo disfrutando de uno de sus grandes 'hobbies', el tenis, en las gradas del Mutua Madrid Open, donde también se encontraba Cayetano con su novia, la nadadora Melani Costa, y su hermano Carlos.

El Duque de Huéscar, por su parte, acudía el pasado fin de semana al salón Rolex del torneo acompañado por su hijo mayor, Fernando Fitz-James Stuart y Solís, siguiendo los pasos de su padre al asistir junto a él por primera vez a un acto de estas características. Durante la entrega de las medallas, sin embargo, ha sido su otro hijo quien se ha sentado junto a él.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más