¿Quién consigue que se emocione Alejandro Sanz?

El artista, que presentó su nuevo disco, vivió un momento muy especial al escuchar la voz de su hijo Dylan, de cuatro años: 'Felicidades por tu disco, papá. ¡A tope de 'Sirope'!'

Con un plató convertido en un improvisado escenario y rodeado de sus fans más incondicionales, Alejandro Sanz vivió este fin de semana una tarde inolvidable en el programa ¡Qué tiempo tan feliz!. La ocasión lo merecía, y es que el artista presentaba por primera vez su nuevo disco, Sirope, compuesto por 13 canciones y que ha realizado entre Miami y Madrid.

"Tiene muchos ingredientes pero sobre todo tiene muchas horas de trabajo, mucha ilusión y mucho esfuerzo, los primeros ocho meses trabajé solo durante quince horas diarias en el estudio, y luego con Sebastián cinco meses. Hay parte que hice en Madrid y parte en Miami, al final donde están mis instrumentos están mi vida y mi corazón. Trece canciones, no soy supersticioso, hice 40, pero dije va a ser demasiado, no les voy a hartar…", dijo el cantante, que disco tras disco se supera y se ha puesto el listón muy alto tras tantos años de carrera: "Si tú no eres exigente contigo mismo, todo el espacio que dejas se llena con vanidad, con ego, con cosas que no me gustan y es verdad te hace la vida incómoda. Yo disfruto mucho siendo exigente con mi trabajo y siendo agradecido, las cosas se pueden hacer bien o mal y cuestan lo mismo".

Alejandro SanzVER GALERÍA

La alegría, las risas, pero también las lágrimas estaban aseguradas y María Teresa Campos le advirtió de que iba a vivir momentos muy especiales. "No me emociones ¿eh?, que me emociono con facilidad", dijo con una sonrisa. La gran sorpresa no se la dio un fan, ni otro compañero de profesión ni un amigo, sino que el encargado de emocionar al gran Alejandro Sanz fue ni más ni menos que su hijo Dylan. El pequeño, que ya tiene cuatro añitos, canta con su padre en la canción Capitán Tapón y quiso mandarle un mensaje muy especial: "Felicidades por tu disco, papá. ¡A tope de Sirope!". El artista no pudo evitar emocionarse: Ay, mi niño, ese Dylan…". Fue entonces cuando María Teresa quiso dar las gracias a su mujer, Raquel Perera, que ha sido su cómplice y la que consiguió hacerle llegar este 'regalo'. "Es una madre maravillosa… mi Capitán Tapón es el capitán me habéis dejado sin palabras… María Teresa", dijo Sanz.

- Raquel Perera comparte una foto con sus hijos Dylan y Alma, ¿cuál de ellos se parece más a Alejandro Sanz?

"¿Tienes ojito derecho?", le preguntó María Teresa. "No, a todos mis hijos les digo tú eres mi favorito se lo digo en el oído, pero ya Manuela me dice sí seguro… Manuela va a cumplir 14, ya me ha pedido permiso para hacerse otro agujero en la oreja, y le daré permiso para esas cosas y para otras no. Prefiero que me pida tatuajes, ya cuando me diga que viene el novio a dormir, le diré no prefieres ponerte otro tatuaje… Esa edad es muy bonita", aseguró entre risas.

Tras la sorpresa de la visita de sus amigos y compañeros José Mercé, Pablo López y Vanesa Martín, Sanz también recibió el cariño de otros amigos, como Sara Carbonero y las actrices Hiba Abouk e Inma Cuesta, que ha participado en el videoclip de su primer single Un zombie a la intemperie. "No sabría decir desde cuando soy fan de Alejandro sanz, creo que desde que tengo uso de razón escucho sus canciones (...) Pero lo que más me gusta y me sorprende y admiro de Alejandro es la capacidad de superación algo que al final se nota, se deja el alma y la piel y eso lo hace único y el mejor", dijo en el vídeo la periodista deportiva. "Agradecerte que hayas contado conmigo para ese videoclip y pedirte disculpas públicamente si en el rodaje en algún lanzamiento te hice daño", añadió Inma entre risas. Por su parte, Hiba le dijo: "Que al igual que han colaborado contigo compañeras como Marta e Inma, pues nada si me necesitas silba, un beso fuerte".

Más sobre

Regístrate para comentar