Todo preparado para la boda de ensueño de Andy Murray y Kim Sears

La abuela del tenista, que se casa el próximo sábado, asegura, en declaraciones exclusivas a HELLO!, que Kim 'es lo mejor' que le ha pasado a su nieto

La cuenta atrás para la boda de Andy Murray y su prometida, Kim Sears, ya ha comenzado y la familia del tenista no puede estar más entusiasmada. En declaraciones exclusivas para la revista HELLO!, la abuela materna del campeón escocés, Andy Shirley Erskine, asegura que la joven pintora “es lo mejor que le ha pasado nunca” al deportista. "Cuando uno les ve en su casa, juntos, parecen tan apropiados el uno para el otro".

andymurrayynovia1-VER GALERÍA

Shirley, de 81 años, no puede ocultar la emoción que siente ante el inminente enlace de su nieto, que tendrá lugar el próximo sábado 11 en Dunblane - la localidad natal del actual número tres del mundo - y, sobre todo, lo encantados que están todos los familiares con la novia de Murray, una joven discreta con la que el deportista mantiene una relación desde hace diez años. “Ella es una mujer muy atractiva, artística y un gran apoyo para él”, afirmó.

Igual de feliz aunque muy tranquilo ante el acontemiento se muestra el tenista. En una reciente entrevista, Murray confesó que había confiado a su futura esposa la mayor parte de los preparativos de la boda, con la excepción del menú. "Creo que en muchos aspectos es mejor dejar que la mujer lo organice como a ella le guste”, dijo. Aunque también reconocía que no había podido mantenerse ajeno a la elección de los platos, porque "la buena comida es algo que me gusta", y de la música que sonaría durante la celebración.

murray-sears-(1)-VER GALERÍA

Aunque en un principio se afirmó que la ceremonia tendría lugar en la capilla de Cromlix House - el hotel que Murray posee en el corazón de Escocia -, tal y como hizo su hermano Jamie, finalmente los novios han optado por casarse en la catedral Dunblane con capacidad para 300 personas. Tras pasar por el altar, los novios ofrecerán una recepción para sus invitados en la mansión victoria que el tenista compró en 2013 por dos millones y medio de euros y que ha convertido en un exclusivo alojamiento de cinco estrellas.

Andy Murray y Kim Sears, ambos de 27 años, se conocieron en el año 2005 gracias a que ella viajaba acompañando a su padre, el entrenador de tenis, Nigel Sears. Apodada en el Reino Unido como 'la Primera Dama' del tenis, la joven es pintora de retratos de mascotas, una original profesión con la que ha conseguido hacerse un nombre en Londres.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más