David Villa, éxito y salidas en pareja en la Gran Manzana

El futbolista ha tenido un gran debut en la liga estadounidense, algo que ha celebrado con una cita con su mujer en un partido de la NBA, donde también estuvieron los acaramelados Mary-Kate Olsen y Olivier Sarkozy

Llego, vio y venció. Así fue el debut de David Villa en el Yankee Stadium de Nueva York. Con el apoyo de su mujer, Patricia González, y de sus tres hijos, Zaida, Olalla y Luca, el jugador lleva más de seis meses esperando este momento, triunfar en la liga de Estados Unidos.

nullVER GALERÍA

El asturiano acaparó el protagonismo en su estreno como jugador del New York City FC, al que llevó a la victoria contra el equipo de Nueva Inglaterra. Una actuación que presenciaron más de 43.000 espectadores, que apoyaron a Villa como si hubiera estado toda la vida jugando en su campo.

Su actuación en el Yankee Stadium ya ha hecho historia, puesto que su gol, fue el primero que marcaba su equipo en el histórico estadio. Un juego no ha pasado desapercibido y le ha servido su primer premio al otro lado del charco, ya que la Asociación de Reporteros de Fútbol de Norteamérica le ha nombrado el Jugador de la Semana, un reconocimiento que ha celebrado disfrutando de uno de los placeres del país: la NBA.

nullVER GALERÍA

Con los pequeños en casa, Villa y su mujer acudieron a animar a los Knicks de Nueva York y aunque se sentaron en lugar discreto –no a pie de pista en donde estaban otras celebrities como unos románticos Mary-Kate Olsen y Olivier Sarkozy o la actriz Emmy Rossum- el futbolista no pasó desapercibido, y algunos seguidores se acercaron hasta él para conseguir su autógrafo.

Fue el pasado verano cuando el futbolista y su familia hicieron las maletas y se instalaron en Nueva York, así comenzaba una nueva etapa en sus vidas cargada de sueños y de incertidumbres. “Pese a haber hecho una carrera exitosa en Europa, aquí parto de cero, con un equipo nuevo que tiene unas aspiraciones muy grandes”, contó entonces el jugador.

Desde entonces, el asturiano ha estado entrenándose para dar lo mejor de él, tanto dentro como fuera del campo. Alternando clases de inglés, con paseos por un helado Central Park y muchos cumpleaños, pues es allí donde el futbolista ha cumplido los 33 años, Zaida los 9 y el pequeño Luca los 2. Y a juzgar por el recibimiento que le están dando en Estados Unidos al jugador, es muy posible que cumplan muchos más.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más