Una juez condena a Gerard Piqué a una multa de 10.500 euros por increpar a dos agentes

El futbolista protagonizó un altercado en octubre de 2014, en una zona de ocio de Barcelona, cuando la Guardia Urbana se disponía a multar a su hermano

Hace dos semanas ya advertimos que no todo son alegrías para la familia de Gerard Piqué y Shakira, ya que el futbolista tuvo que atender a un juicio de faltas por un altercado con la Guardia Urbana, finalmente la juez ha dictado sentencia y el blaugrana tendrá que pagar una multa de 10.500 euros.

nullVER GALERÍA

En la sentencia -a la que ha tenido acceso la agencia EFE- la titular del juzgado de instrucción número 5 de Barcelona, María Asunción González, recrimina al central su "actitud despectiva y de agresividad verbal y gestual" hacia los agentes que se disponían a multar a su hermano la madrugada del 13 de octubre de 2014.

A la hora de cifrar la cuantía de la condena, la juez opta por la cantidad propuesta por la acusación particular -ejercida por los dos urbanos-, que pidió 10.500 euros, frente a los 900 que reclamó la fiscal, al tomar en consideración la situación económica del futbolista, que percibe un salario no inferior a los 6 millones de euros anuales.

La juez remarca en este sentido que la multa que le impone a Piqué, de una cuota de 300 euros durante 35 días, se correspondería a una sanción de 60 céntimos diarios a un mileurista, que son "la inmensa mayoría de las personas denunciadas en los juicios de faltas".

En la sentencia, que se puede recurrir a la Audiencia de Barcelona, la juez advierte a Piqué de que si no hace efectiva voluntariamente la multa en el plazo de siete días desde que el fallo sea firme, le podrá imponer un día de privación de libertad por cada dos cuotas que deje de abonar, sin necesidad de un requerimiento previo.

La sentencia ha llegado tras el juicio que se celebró el pasado 19 de febrero y en el que el futbolista se disculpó a través de una carta que leyó su abogado -ya que al ser un juicio de faltas, él no estaba obligado a ir ante el tribunal- en la que mostró su discrepancia con algunas de las frases que la Guardia Urbana le atribuía, pero admitía que se equivocó. Reiterando de este modo unas disculpas que ya pidió dos días después del altercado vía Twitter.

Más sobre

Regístrate para comentar