José Ortega Cano, una vida para ser contada

Estos días se han cumplido veinte años desde su boda con Rocío Jurado, un tiempo en el que el torero ha vivido un buen número de cambios

Si la vida te puede dar un vuelco en un segundo, qué no girará en veinte años. Se dice pronto pero es que si echa la vista atrás, José Ortega Cano podría escribir un libro y estaría bien lleno de historias de todo tipo. El diestro, que actualmente cumple condena en la cárcel de Zuera por el accidente de tráfico en el que falleció el otro conductor implicado, ha pasado por muchas cosas en su vida, aunque sin duda los últimos años han sido los más difíciles.

ortega-cano1VER GALERÍA

Fue en 1995 cuando daba el “sí quiero” a Rocío Jurado, cantante y torero, un binomio de éxito que ese día celebró por todo lo alto su unión al ritmo del recordado “estamos tan a gustito”, una canción con la que se arrancó el torero, tal era su felicidad. La pareja comenzó una vida en común con la hija de Rocío, fruto de su matrimonio con Pedro Carrasco, pero quería aumentar la familia. Llegaron cuatro años más tarde sus dos hijos adoptivos, José Fernando y Gloria Camila, que llenaron su casa de alegría y de risas. “Es el día más feliz de mi vida” comentó Rocío entonces, cuando les presentó en las páginas de ¡HOLA!

ortega-cano2VER GALERÍA

En 2004 cuando la artista confesó que padecía un cáncer contra el que estaba dispuesta a luchar. José Ortega Cano y el resto de su familia estuvieron con ella hasta el trágico desenlace y es que, aunque luchó con valentía, no pudo hacer nada para ganar y falleció en el año 2006. No sólo Ortega Cano sino el resto de su familia y miles de fans de todo el mundo lloraron su muerte y comenzaron a echarla de menos, una nostalgia que no ha disminuido con el tiempo.

ortega-cano5VER GALERÍA

El torero tuvo que sobreponerse al dolor para seguir adelante con sus hijos, pero la pérdida de Rocío dejó un gran vacío en su vida. No habían acabado los momentos complicados para José, ya que un trágico accidente de tráfico en el año 2011, que le dejó malherido y debatiéndose entre la vida y la muerte, supuso un nuevo revés y le habría de traer consecuencias que nunca imaginó atravesar. A raíz de este suceso, falleció el conductor del otro vehículo que se vio implicado en el accidente y se celebró un juicio contra el diestro. Fue una época mala para el torero, que además comenzó a tener problemas de corazón.

ortega-cano6VER GALERÍA

Un proceso doloroso que terminó con una sentencia de dos años y seis meses de prisión, que actualmente cumple en la cárcel de Zuera, en Zaragoza. Otro mazazo para los suyos que, tras haber perdido a Rocío, perdían ahora a José. Este ingresó en prisión en abril de 2014 con varias preocupaciones en la cabeza. La principal, enfrentarse a una situación que hasta entonces no había imaginado vivir, aunque a esta se unía la ansiedad por su hijo José Fernando, que tras haber tenido problemas con la justicia y haber estado ingresado también en la cárcel durante algún tiempo, seguía un tratamiento para recuperarse de sus problemas.

ortega-cano3VER GALERÍA

Dejaba además José a su hija Gloria, que a sus todavía 17 años se enfrentaba a la falta de su padre y hermano, sus dos grandes apoyos, aunque se quedaba arropada por sus tíos y buenos amigos que la han acompañado en estos difíciles meses. José dejaba también a su novia, Ana María Aldón, que logró devolverle la ilusión por el amor que no había tenido tras perder a Rocío, y a un bebé, José María, el hijo que tuvo con Ana María y que apenas tenía poco más de un año.

ortega-cano4VER GALERÍA

Ahora, cuando estaría a punto de obtener el tercer grado penitenciario que le permitiría volver a casa, José tiene planeado comenzar una vida nueva con Ana María. Una nueva boda, disfrutar de la infancia de su niño y pasar tiempo con sus hijos... comienza su nueva historia.

ortega-cano7VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar