Su hija a los coros, su hijo en la banda y Víctor Manuel cantando: 'No todos los años cumple un padre 50 años en esto'

El artista celebró sus cincuenta años sobre el escenario con un espectáculo muy especial en Madrid

Sus hijos han seguido sus pasos en el espectáculo así que en un día tan especial lo mejor era contar con ellos en el escenario. Víctor Manuel celebró una gran fiesta en el Palacio de los Deportes a la que no faltó nadie, pero es que cincuenta años en la música no es algo despreciable. Le acompañaron amigos como Joaquín Sabina, Luis Eduardo Aute, Jorge Drexler, Pablo Milanés, Miguel Poveda, Rosendo, Pedro Guerra, Hevia, Chus Pedro, Rozalén, Sole Giménez y Marisa Valle Roso, que cogieron el micrófono para reinterpretar los temas más conocidos del artista en el concierto 50 años no es nada.

victor-manuel6VER GALERÍA

Antes de recibir la ovación de su público, Víctor Manuel comentó lo que sentía al haber alcanzado este día. “Son millones de sensaciones, cuando llegué a Madrid era un chavalín que no sabía hacer nada y con mucha voluntad me he enredado en esta vida maravillosa que no cambiaría por nada del mundo”. Comentó que, en sus inicios, no pensaba que fuera a tener tanto éxito: “Tenía sueños más cortitos”.

Definió al plantel que cantó con él como “un lujo” y contó que, entre sus próximos proyectos, está el hacer un disco de estudio. “Hacía treinta años que no hacíamos un disco de estudio. Se llama Canciones regaladas y lo vamos a editar en abril”.

victor-manuel8VER GALERÍA

victor-manuel7VER GALERÍA

Pero, claro, no podía faltar con él su familia. Su mujer Ana Belén, con la que lleva casado más de 40 años, y sus hijos Marina y David, toda una saga de artistas que lleva el talento en la sangre. “David dirige el grupo, es un músico muy respetado y querido y lo hace muy bien. Todos los arreglos, la producción musical de esta noche es de él y es muy querido también” explicó sobre el espectáculo de ese día.

victor-manuel1VER GALERÍA

Es un auténtico honor compartir esta velada con los suyos porque también estaba su hija Marina, y así lo dijo: “Es una suerte. Marina quería estar esta noche aquí. Está haciendo teatro, está de gira, pero ha colocado a una compañera para que haga la función de estos días y se ha venido ella a hacer coros aquí, porque no quería perdérselo. No todos los años cumple un padre 50 años en esto”. Sin duda uno de los momentos más emotivos fue cuando cantó a dúo con Ana Belén el conocidísimo tema La puerta de Alcalá y tras ellos su hija hacía la segunda voz. Todo queda en familia.

Más sobre

Regístrate para comentar