Paulina Vega a ¡HOLA! TV: 'Una Miss Universo debe mostrar con orgullo sus imperfecciones porque somos un ejemplo'

La colombiana, recientemente coronada como nueva reina de la belleza, ha cambiado su cálido por país por el nevado Nueva York, desde allí nos relata algunos detalles de su paso por el certamen

Desde que puso un pie en Miami su nombre comenzó a sonar como posible ganadora de Miss Universo. Las quinielas y los ranking no se equivocaron con ella, Paulina Vega, Miss Colombia, logró alzarse con la corona el pasado 25 de enero. De esta forma -tal y como lo ha contado a los micrófonos de ¡HOLA! TV- terminaba para ella una dura etapa de preparación, a la vez que se abre ante sí un futuro lleno de retos como embajadora de belleza a nivel mundial.

nullVER GALERÍA

“Cuando estaba esperando el veredicto del jurado, yo me sentía en otro planeta y sólo pensaba Colombia, Colombia, Colombia, van a decir Colombia -cuenta con pasión la nueva Miss Universo que ha cambiado su cálido país por el nevado Nueva York- cuando lo dijeron yo sentí mucho alivió. Sentí como si me hubieran quitado un peso de encima, como si los 47 millones de colombianos se hubieran quitado de mis hombros y por fin había logrado la meta que hace muchísimos meses había estado imaginando”.

Paulina -que nació el 15 de enero de 1993 en Barranquilla, la misma ciudad a orillas del mar Caribe que Shakira y Sofía Vergara se encargaron de poner en el mapa- es hija de un conocido cardiólogo y nieta de una reina de la belleza, Elvira Castillo, Señorita Atlántico de 1953. Un motivo más por el que desde pequeña supo que su vida se desarrollaría sobre una pasarela y a los ocho años comenzó a trabajar como modelo.

“Sí, me influyó un poquito porque cuando era niña veía sus propagandas, su corona, y cuando me ofrecieron la oportunidad, no lo pensé dos veces y ella me apoyó cien por cien”, contaba la Miss cuando fue preguntada por ¡HOLA! TV sobre la decisión que había tomado de seguir los pasos de su abuela.

La familia está siempre presente en las palabras de Paulina, tiene cuatro hermanos y tres hermanas y juntos forman una gran piña. Todos han apoyado a la Miss en su camino al éxito, ya que se instalaron en Miami a la vez que ella para estar a su lado. "Todo el mundo piensa que la mamá es la más obsesionada, pero era mi padre. ¡Papi, de verdad yo creo que te pasaste con esa obsesión! Él era el más nervioso, el más tensionado desde principio a fin de la competencia", contaba la colombiana.

nullVER GALERÍA

Curtida en este tipo de concursos, la de Barranquilla se movió como pez en el agua en cada una de las pruebas a las que fue sometida durante el certamen, obteniendo la máxima calificación posible (9,9) antes de llegar a la gran gala final. Aun así Paulina cuenta que no cree en le perfección: "Yo pienso que la Miss Universo debe mostrar con orgullo y con seguridad sus imperfecciones y sus defectos porque nosotras somos el ejemplo a seguir de todas esas niñas y adolescentes que nos ven todos los días".

Asegura que no ha pasado por un quirófano y que adora el chocolate, sin embargo no niega el trabajo que implica tener un cuerpo como el suyo. Un esfuerzo, a menudo poco reconocido, que incluye vigilar la nutrición, realizar mucho ejercicio y cuidar a conciencia todo lo que afecte a su imagen."A mí me da rabia y lo confieso, cuando la gente habla sin de verdad saber todo lo que se requieren para esa preparación y para llegar a ese certamen", explicaba la Miss a ¡HOLA! TV

nullVER GALERÍA

Desde que se alzó con la corona -desbancando a las 'misses' de Estados Unidos, Ucrania, Holanda y Jamaica- Paulina Vega ha comenzado una nueva vida en Nueva York, donde ha le espera una fascinante etapa de preparación para trabajar como representante de este título -propiedad de Donald Trump- y desarrollar diversas labores con organizaciones de caridad con las que viajara por el mundo.

Una nueva labor que se suma a que la colombiana estudia administración de empresas en la Universidad Javeriana de Bogotá, quizá sea ese el motivo por el que Paulina ha confesado al programa ver muy lejana la opción de formar su propia familia, a pesar de que su corazón ya tiene dueño, su novio que le espera en Colombia: “Yo quiero tener una familia grande, bueno no tan grande, pero sí quiero tener cuatro hijos. Pero faltan muchísimos años para que me case y tenga hijos, eso sí lo tengo seguro".

nullVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más