Kiko Rivera respira tranquilo después de haber podido hablar con su madre

El DJ abandonó voluntariamente 'GH VIP' debido a varios motivos, entre ellos, no haber podido decirle a Isabel Pantoja que iba a entrar en el concurso, un 'martirio' al que ha puesto fin al ir a visitarla a la cárcel

“Cuando fui a visitarla por última vez, no estaba confirmado que fuera a entrar en GH VIP y no le podía contar nada. Cuando ya lo supe, no me dio tiempo a decírselo y eso me ha martirizado poco a poco”. Estas fueron las palabras de Kiko Rivera hace unos días cuando decidió abandonar voluntariamente, y para sorpresa de muchos, el concurso de Telecinco. Ahora, el DJ, que tampoco se encontraba cómodo en la casa de Guadalix de la Sierra debido a los problemas de convivencia y asegura que no sintió mucho apoyo de sus compañeros, ya respira tranquilo ya que una de las primeras cosas que ha hecho después de su salida ha sido ir a visitar a Isabel Pantoja.

- María Isabel Pantoja, la felicidad vive en Londres

- Kiko Rivera, tras abandonar GH VIP: 'No me dio tiempo a decirle a mi madre que entraba y eso me ha martirizado poco a poco'

Kiko RiveraVER GALERÍA

Acompañado de su tío Agustín y su prima Anabel Pantoja, Kiko llegó a la cárcel de Alcalá de Guadaíra, donde la artista ingresó el pasado 21 de noviembre, para reencontrarse con su madre. Sin duda, protagonizarían un encuentro de lo más especial y emotivo y el DJ ha podido así quedarse más tranquilo después de haber podido hablar con ella y explicarle cómo ha sido todo.

Su tío Agustín, que portaba una bolsa de deporte con algunas pertenencias para la artista, se mostró muy cariñoso con su sobrino, al que abrazó y dio un tierno beso como muestra de su apoyo. Minutos después llegaba Anabel procedente de Madrid tras cumplir con sus compromisos profesionales. Los tres realizaron, un día más, el 'paseíllo' hacia el interior de la cárcel, atravesando la misma puerta por donde se vio por última a Isabel Pantoja para comenzar una nueva vida en el interior de prisión.

Kiko RiveraVER GALERÍA

La gran ausente fue, sin duda, su otra hija, María Isabel Pantoja, quien ha decidido poner tierra de por medio y marcharse a Londres. La pequeña de los Pantoja ha decidido hacer realidad su sueño y marcharse con su hijo y su novio, Alejandro, a la capital de Reino Unido. Los primeros días en la capital británica parecen estar siendo muy satisfactorios para ellos, así lo están demostrando en las redes sociales, donde están compartiendo su felicidad. “La perfección no existe, pero los ratitos así, se le parecen”, escribe la hija de la artista junto con una fotografía en la que empuja el carrito del pequeño Alberto en compañía de su novio por Oxford Street, una de las calles comerciales más famosas del mundo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más