Kiko Rivera, tras abandonar GHV: 'No me dio tiempo a decirle a mi madre que entraba y eso me ha martirizado poco a poco'

El hijo de Isabel Pantoja explicó que había participado en el programa por necesidad económica, pero que no se sentía aceptado por sus compañeros

“Por fin en casa... ha sido muy duro. A todos los que habéis estado conmigo, gracias por seguir creyendo en mí. Lo hice lo mejor que pude” escribió Kiko Rivera en las redes sociales horas tras llegar a Sevilla con su novia Irene Rosales, después de abandonar la casa de Gran Hermano VIP. El hijo de Isabel Pantoja tomó la decisión de abandonar el concurso este fin de semana, explicando en su primera comparecencia televisiva tras salir de Guadalix los motivos que le habían llevado a ello.

kiko-rivera1VER GALERÍA

En el debate que se hace cada semana sobre este programa, el DJ dijo: “Mis motivos los tengo muy claros. Yo entraba a un programa de convivencia y, para mí, la convivencia no son gritos, no es estar cuchicheando ni hablando de los demás. Yo no quería meterme con nadie, he sido educado y muy correcto y me he ido porque estaba harto de escucharles gritar”. Comentó además que, una vez fuera, ha visto que se le había criticado por su actitud. “Yo he entrado con alegría, pero creo que me he equivocado porque no era un buen momento para entrar en un reality. Lo hice por necesidad, porque tengo una deuda con hacienda como todo el mundo. Ese fue el motivo de mi entrada”.

Explicó que, aunque fue a visitarla, no pudo decirle a su madre que entraba en el concurso y que eso le ha pasado también factura. “Cuando fui a visitarla por última vez, no estaba confirmado que fuera a entrar en GH VIP y no le podía contar nada. Cuando ya lo supe, no me dio tiempo a decírselo y eso me ha martirizado poco a poco”. También dijo que había sentido poco apoyo por parte de sus compañeros y que no le había gustado esa sensación. “No me he sentido querido y, en este momento, necesito cariño. Cuando una persona está en un sitio 24 horas, es muy difícil aguantar; y, se hace mucho más difícil cuando sientes el rechazo de toda la gente que hay allí, que es lo que a mí me ha pasado”.

El hijo de la artista está ya en Sevilla, donde ha llegado con su novia Irene Rosales, que durante todo este tiempo ha sido la que le ha mostrado un apoyo incondicional. De hecho poco antes, hablaron cuando él aún estaba dentro de la casa y ella le dijo: “Te quiero y quiero que sigas adelante. Por aquí todo está bien, no te preocupes por nada. Prométenos que vas a aguantar hasta el final aunque para nosotros ya eres el campeón". Estas palabras emocionaron mucho al DJ. Ha retomado ahora sus compromisos profesionales como se puede ver en su página de twitter, en la que ya promociona de nuevo sus sesiones como DJ en un local sevillano.

Más sobre

Regístrate para comentar