Jessica Bueno vive su mejor momento

Su relación con Kiko Rivera mejora cada día, su carrera como modelo despega y está feliz con el éxito que está logrando su novio, Jota Peleteiro, en el fútbol inglés

Corren buenos tiempos para Jessica Bueno. Los duros meses vividos tras su ruptura con Kiko Rivera, los problemas por la custodia de su hijo y su propia lucha por labrarse una carrera en la moda sin que los escándalos le afectaran han dado paso una etapa de tranquilidad y plenitud en todos los aspectos de su vida.

Su relación con el hijo de Isabel Pantoja ha evolucionado desde unos primeros tiempos en los que el intercambio del niño se realizaba a través de terceras personas para evitar encontrarse a la actualidad, en la que ambos ejercen de padres responsables y acuden a entregar al niño en las fechas acordadas con rostro sonriente e incluso intercambiando algunas palabras entre ellos.

 

El pequeño Francisco, que ya tiene algo más de dos años, ha sido el detonante para que la relación entre sus padres mejore. Ninguno de los dos quiere que el niño sufra y la mejor manera para conseguirlo es que vea un ambiente de normalidad y cordialidad en los encuentros entre sus padres, ahora que ya va siendo mayor para tener conciencia de lo que ocurre.

Además, su lucha para abrirse un hueco en el mundo de la moda también está dando sus frutos. La sevillana supo rodearse de un equipo de profesionales que le aconsejaron hacer oídos sordos a las propuestas millonarias de algunas televisiones para entrar al trapo en su polémica relación con Kiko e Isabel Pantoja.

 

Manteniendo siempre la callada por respuesta ante las provocaciones y hablando sólo de su profesión, Jessica ha conseguido labrarse una sólida reputación que, junto a su espectacular puesta en forma y los cursos que ha seguido para prepararse, le ha acercado más a su sueño de convertirse en una gran modelo.Y no nos olvidemos de la maravillosa historia de amor que vive al lado del futbolista José Ignacio Peleteiro Ramallo, más conocido como Jota Peleteiro. Desde el comienzo de su noviazgo, en la primavera de 2013, la sevillana tuvo claro que su relación merecía la pena y por ello no tuvo reparo en dejar su ciudad, familia y amigos para trasladarse a Éibar donde el futbolista militaba en Segunda División.

#tbt #goodmoments #mylove

Una foto publicada por Jota Peleteiro (@kingjota23) el

Fue también su gran apoyo cuando Peleteiro fue fichado por el Brentford inglés y se mudó con él a Londres aunque pase temporadas en Sevilla cuando le toca disfrutar del niño. En Londres han vivido juntos parte de la Navidad, dado que la ‘Championship’ apenas ha descansado en esas fechas, y juntos han colgado fotos en las redes sociales de su casa adornada de Navidad, los regalos en torno al árbol y las espectaculares vistas que disfrutan desde su piso.

Y aunque los rumores de boda no se han cumplido, lo cierto es que la pareja está de lo más enamorada y no descarta hacerlo en un futuro muy cercano, quizá aprovechando el descanso veraniego de la liga. Eso sí, su futuro continuará por el momento en Londres, ya que Peleteiro está haciendo allí un gran papel. Por el momento su equipo, por el que fichó por tres temporadas, está a cinco puntos del líder y ocupa posiciones cercanas al ascenso por lo que Jessica, que acude con frecuencia al Griffin Park a animar a los ‘bees’ (abejas) como se les conoce a los jugadores del Brentford, no puede estar más orgullosa de su chico. 

Más sobre

Regístrate para comentar