Ortega Cano regresa a Zaragoza para ingresar en prisión en menos de 24 horas

El extorero asegura que vuelve tranquilo a la cárcel y con la intención de casarse con Ana María Aldón

Comienza la cuenta atrás para José Ortega Cano. Mañana, 11 de enero, el extorero volverá a la prisión zaragozana de Zuera tras disfrutar de seis días de libertad. “No hay más remedio, el cumplimiento es el cumplimiento”, declaró a su regreso a Zaragoza. Ortega Cano, que ha exprimido al máximo su primer permiso carcelario, abandonó su residencia madrileña de Aldea del Fresno junto a Ana María Aldón, su futura mujer y madre de su hijo José María. “He disfrutado muchos estos días, los he pasado en familia tranquilamente”, añadió.

ortega-cano3VER GALERÍA

Siguiendo la tónica general de días anteriores, Ortega Cano respondió a todas las preguntas de los periodistas aunque evitó pronunciarse sobre las críticas que había suscitado el perdón público que envió a la familia de Carlos Parra. “No quiero seguir hablando, las cosas se hacen cuando se sienten y no quiero insistir en lo mismo”, dijo.

ortega-cano2VER GALERÍA

Ortega Cano manifestó que se iba muy tranquilo a Zaragoza, ya que los expertos que tratan a su hijo José Fernando en la clínica López Ibor le habían asegurado que se va a recuperar. Sobre su hija Gloria reconoció que, “aunque algunas cosas no me gustan, se está portando muy bien”.  

Inevitablemente, los periodistas preguntaron a Ortega Cano sí ya había fecha para su boda con Ana María. “Todavía no hay fecha para la boda, pero la intención es casarme con ella”, manifestó con una sonrisa.  

ortega-cano1VER GALERÍA

Ortega Cano tiene menos de 24 horas para seguir disfrutando de su familia, ya que mañana volverá a ingresar en la cárcel para continuar cumpliendo su condena. Sin embargo, en dos meses podría volver a pedir otro permiso penitenciario, tal y como explicó el extorero a la prensa. También podría solicitar el tercer grado y cumplir su pena en régimen de semilibertad al haber permanecido en prisión ya una cuarta parte de su condena.  

Más sobre

Regístrate para comentar