Doble cita deportiva en la familia de James Rodríguez y Daniela Ospina

Según ha podido saber hola.com, la colombiana ha pasado unas Navidades entrenando a fondo para su desembarco en el VP Madrid

Mientras la mayoría de las personas suelen aprovechar la Navidad para descansar y minimizar las visitas al gimnasio, Daniela Ospina ha estado entrenando duro para preparar su esperado debut con VP Madrid. Desde el club de voleibol cuentan a hola.com que la colombiana ha estado entrenando “todos los días de diciembre, menos el 25, el 31 y el 1 de enero”.

El sábado es un día marcado en rojo en el calendario de la familia de James Rodríguez, porque si a las cuatro de la tarde es el Real Madrid quien se enfrentará al Espanyol, a las cinco y media será Daniela la que salte por primera vez a la cancha para jugar uno de los partidos más importantes de la temporada, la semifinal de la Copa dela Princesa 2014.

La cita del equipo blanco impedirá en principio que el colombiano esté animando a su mujer en las gradas, “aunque Daniela estará apoyada por algunas amigas y familiares  -nos adelantan desde su entorno-  que vendrán a ver un estreno muy esperado por el VP Madrid y por sus aficionados”.

Tras la mudanza de Mónaco a Madrid y algunos viajes a Colombia –donde estuvo entrenando e incluso disputó la Copa Élite Área Metropolitana- la mujer del jugador blanco ya está adaptada a la capital y el deporte vuelve a ocupar una de sus prioridades. De hecho, desde su equipo nos cuentan que “aunque no ha jugado hasta ahora, siempre que ha estado en Madrid ha acudido a los partidos para animar a sus compañeras desde las gradas”.

Como el resto de las jugadoras del club el día 31 de diciembre y el 1 de enero estuvo libre de entrenamientos para ella, momento que aprovechó para disfrutar en familia y compartir divertidas fotos en las redes sociales de la última noche del año.

Fue el pasado mes de septiembre cuando Daniela Ospina se comprometió con el club entrenado por Benjamín Vicedo. Las primeras visitas a la cancha las hizo en compañía de su hija Salomé y de su madre, que durante la pretemporada se encontraba en España. “Después tuvo algunos compromisos personales que le llevaron a no poder entrenar de forma continua, pero desde diciempre, es una jugadora más, con una capacidad deportiva y de sacrificio inmensa”, advierten desde el club.

 

✨ 2015 ✨

Una foto publicada por Dani 👯Salomé (@daniela_ospina5) el

Muy comprometida con su equipo –que lucha por subir a primera división- lo único capaz de distraerla del voleibol es su pequeña Salomé –que todavía no ha cumplido los dos añitos- y el fútbol. Y es que la colombiana –hermana y esposa de futbolista- es una gran aficionada al deporte rey y cuando James Rodríguez salta al césped no se lo pierde. Aunque este sábado, parece que tendrá que hacer un más que justificada excepción.

Más sobre

Regístrate para comentar