José Ortega Cano pide perdón a la familia del fallecido en el accidente por el que cumple condena: 'Quiero ponerme a su disposición como siempre'

El exdiestro recordó a la familia de Carlos Parra en sus primeras palabras tras abandonar la cárcel de Zuera con un permiso

José Ortega Cano abandonó el pasado día cinco de enero la cárcel de Zuera en Zaragoza para disfrutar de un permiso de seis días en los que ha podido por fin reunirse con toda su familia. El exdiestro se trasladó en seguida a su casa de Madrid en la que disfruta de la compañía de su pareja Ana María Aldón y sus tres hijos, Gloria, José Fernando y el pequeño José María, así como de la de sus hermanos.

En las primeras declaraciones que ha hecho el exdiestro en ocho meses, que ha sido el tiempo que ha permanecido internado en el centro penitenciario, José Ortega Cano pidió de nuevo perdón a la familia de Carlos Parra, que falleció en el accidente de tráfico en el que se vio implicado el exdiestro. “Cuando se está cumpliendo una condena, asumes todo. Por supuesto el perdón está asumido y yo pido voluntariamente perdón a la familia, no ahora sino desde que pasó. Le rezo porque soy una persona muy creyente. Ha sido un accidente, quiero ponerme a disposición de la familia como siempre”. 

Sobre cómo se encuentra al estar cumpliendo condena en la prisión, comentó: "Es una cosa que hay que llevarla para adelante y afortunadamente físicamente me encuentro bien. Hay mucho tiempo para pensar y madurar el futuro de mi vida y mentalmente me encuentro muy bien. La verdad es que no hay mal que por bien no venga". El cambio físico que ha experimentado José Ortega Cano en estos meses es bien visible: está más delgado y se ha oscurecido el pelo, dejándose además barba.

Durante estos días ha tenido oportunidad de encontrarse con su hijo José Fernando, que sigue un tratamiento en la clínica López Ibor y que es el que en menos ocasiones ha acudido a la cárcel para visitarle debido a ello (se le pudo ver el día de Nochebuena). Sobre cómo se encuentra su hijo, José comentó: “Está cambiado del todo ya”. Su pareja Ana María Aldón, que salió a hacer algunas compras comentó que había encontrado a José "muy guapo".

En otra de sus salidas de su residencia madrileña, al hospital donde estaban operando a su hermana Conchi, José comentó que "está disfrutando mucho estos días" y reiteró que le gustaría pedir perdón en persona a la viuda de Carlos Parra. Con respecto a la posibilidad de casarse con Ana María Aldón, dice que "cuando salga de prisión" el proyecto que tienen es ese. Su hijo José Fernando no tiene aún el alta, tal y como dijo además. Con respecto a su cambio físico, aseguró que ha hecho "deporte y ejercicio" durante su estancia en la cárcel.

Hasta el próximo domingo, el exdiestro podrá estar con los suyos, sin duda algo que llevaba esperando durante mucho tiempo. Queda saber ahora cuándo le concederán el tercer grado penitenciario, por el que continuaría cumpliendo su condena en un régimen de semilibertad.

Más sobre

Regístrate para comentar