Stella del Carmen, la ‘niña de los ojos’ de Antonio Banderas, cumple los 18 años este mes

La única hija que el actor español tuvo con Melanie Griffith cruza la frontera de la mayoría de edad pocos meses después del divorcio de sus padres

stella-1-VER GALERÍA

“Tiene la cabeza muy bien amueblada, como habla, como se expresa y lo madura que es… A veces la escucho y pienso: ¡Pero si estoy hablando con una mujer!”. No iba desencaminado Antonio Banderas cuando en el año 2010 hacía estas declaraciones sobre Stella del Carmen a la revista ¡HOLA! y es que es ley de vida. La niña de sus ojos, la única hija que tuvo durante sus veinte años de matrimonio con Melanie Griffith, cruza el 24 de septiembre la frontera de la mayoría de edad convertida en una joven muy guapa y en una mujer de bandera.

Vino al mundo en septiembre de 1996, cuando sus padres eran dos consagradas estrellas de Hollywood. Desde entonces hemos sido testigos de cómo ha crecido, entre Estados Unidos y España, acompañando a sus padres en alfombras rojas y viviendo con pasión la Semana Santa malagueña. Es la pequeña de la casa, pues tiene dos hermanos mayores por parte de madre, Alexander Bauer y Dakota Johnson, ambos con carreras en la industria del cine, y sus padres destacan de ella su carácter familiar.

stella-montaje-1-VER GALERÍA

Atravesó una adolescencia poco complicada de la que su padre dijo a ¡HOLA!: “Es un puente, que ella está cruzando ahora, y lo está haciendo bien. Mi hija no ha generado grandes problemas, es una gran estudiante, muy amiga de sus amigos, siempre nos muestra su cariño y es una niña en la que yo confío mucho”. Incluso Banderas declaró con humor estar al tanto de sus primeros “novietes” y es que siempre ha dicho que además de hija, Stella “es una buena amiga”.

El pasado mayo cerró una importante etapa en su vida graduándose en la escuela privada a la que ha asistido hasta ahora. Junto a sus compañeros participó en la fiesta que se celebró en el histórico barco Queen Mary, anclado en Long Beach, California. Allí se vio una Stella del Carmen, más guapa que nunca: melena rubia, ojos verdes y unos rasgos que recuerdan a los de su abuela, Tippi Hedren, una de las musas de Hitchcock y de las mujeres más actrativas del Hollywood de los sesenta.

stella-montaje-2-VER GALERÍA


Es una estudiante de sobresaliente, apasionada de literatura y de la escritura. Entre sus aficiones destaca el esquí -deporte que practica en familia en las fabulosas laderas de Aspen, donde el matrimonio tiene un refugio invernal- y disfruta viendo partidos de baloncesto, sobre todo de Los Ángeles Lakers, hobbie que comparte con su padre.

Además Stella del Carmen es una joven con conciencia social: “Está siguiendo mis pasos en el mundo de la filantropía, algo que vivimos muy de cerca en nuestra casa y de lo que ella está muy orgullosa, de hecho colabora con los servicios sociales de las islas Fiji”, declaró Antonio Banderas durante la gala Starlite Marbella del pasado año, uno de los actos con fines solidarios al que siempre es fiel el malagueño.

Parece que siendo nieta, hija y hermana de actores el futuro de Stella del Carmen podría estar escrito, sin embargo, hasta ahora siempre han dicho que en principio no seguiría la profesión familiar: “Es una niña con mucha personalidad y con una gran capacidad. Sabemos que elegirá la mejor opción. Nosotros le damos la libertad de que elija y la apoyaremos en su elección”, afirmó el actor.

stella-5-VER GALERÍA

Con su cumpleaños llega el final de un verano muy distinto de todos los que ha vivido hasta ahora, ya que es el primero después de que sus padres anunciaran que ponían fin a dos décadas de amor de las que ella ha sido una gran protagonista. En los últimos meses Stella del Carmen ha repartido su tiempo entre ambos progenitores, ha disfrutado de jornadas para compartir confidencias con Antonio y de tardes de chicas con Melanie.

Para Stella del Carmen Banderas se abre la etapa, nueva y emocionante, que caracteriza a los 18 años de edad. Ahora comenzará a escribir su propio destino, un futuro en el que sin duda contará con el apoyo incondicional de Melanie Griffith y Antonio Banderas. Un padrazo que seguro contempla con sensaciones encontradas como su niña se ha hecho mayor.

Más sobre

Regístrate para comentar