Europa ayudará la banca española con un tope de 100.000 millones de euros

 

nullVER GALERÍA

 

Los países del euro decidieron la tarde del sábado ayudar al sistema bancario español con un préstamo máximo de 100.000 millones de euros condicionado al saneamiento del sector, según acordaron sus ministros de Finanzas en una teleconferencia. El acuerdo debe ayudar al país a "recuperar gradualmente la confianza" en los mercados y a "crear las condiciones" para volver al crecimiento y el empleo, dijeron el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

La ayuda, que incluye un colchón adicional para garantizar que se cubran "todas los posibles requisitos de capital" de la banca, se otorgará al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que se encargará de canalizarla hacia las entidades afectadas, según dijo el Eurogrupo en un comunicado al final de la reunión.

El Ejecutivo español tendrá, no obstante, la "plena responsabilidad" de la asistencia económica y estará obligado a firmar un Memorando de Entendimiento con sus socios de la eurozona. Los recursos procederán del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), aunque aún no se ha concretado en qué proporción ni forma.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, admitió en una rueda de prensa que "sin crédito no hay recuperación posible" y aseguró que el planteamiento del Gobierno es "decir la verdad, disipar toda duda sobre el sistema financiero y buscar el mecanismo para que esas dudas desaparezcan".

 

nullVER GALERÍA

 

El Eurogrupo indica en su comunicado que para recibir la ayuda España deberá llevar a cabo "reformas específicas" en el sector financiero, incluyendo "planes de reestructuración" en línea con las reglas comunitarias de ayudas de Estado y reformas estructurales horizontales. Además, el Eurogrupo vigilará "estrechamente" que España cumpla su programa de ajuste para eliminar el déficit excesivo y aplicar reformas estructurales.

La CE, junto con el Banco Central Europeo (BCE), la Autoridad Bancaria Europea (ABE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) deben hacer una evaluación después de recibir la solicitud de ayuda por parte del Gobierno español, y elaborar una propuesta sobre las condiciones necesarias que se ligarán al sector financiero. Asimismo, el FMI tendrá un papel de supervisión en el rescate europeo a la banca española, de manera que informará con regularidad de sus análisis.

La solución a la que finalmente llegó el Eurogrupo se produjo después de descartar la recapitalización directa de la banca sin condiciones específicas para España.

El Presidente del gobierno, Mariano Rajoy, ofreció una rueda de prensa el domingo en torno a las 12 del mediodía desde el Palacio de la Moncloa para comentar la decisión del Eurogrupo y el gobierno de España, una ayuda que Rajoy calificó como “un paso en la buena dirección”.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más