Amber Miller, una madre a la carrera: se pone de parto al cruzar la meta, tras completar los 42 kilómetros de la maratón de Chicago

El embarazo y el deporte son dos cosas que pueden ir en la misma ecuación y si no, que se lo digan a Amber Miller, una corredora aficionada de 27 años que embarazada de nueve meses ha conseguido finalizar la maratón de Chicago, una distancia de 42 kilómetros, en 6 horas, 25 minutos, y 50 segundos.

A sus 39 semanas de gestación, los médicos le dijeron que no había ningún inconveniente en que participara en esta prueba, ya que, aunque estaba en la recta final y en este periodo son muy comunes las molestias, Amber se encontraba perfectamente y lo demostró con creces. Lo que sí le recomendaron es que corriera la mitad del trayecto y la otra parte la hiciera caminando.

Así que no se echó atrás y se lanzó a la maratón, a la que se había inscrito antes de conocer que estaba esperando su segundo hijo. Corrió bajo la atenta mirada de su marido, que iba a su lado la mayor parte del recorrido, aunque como no estaba entrenado para el gran esfuerzo físico que supone recorrer un trayecto tan largo, hizo una marca peor que la de Amber. "Sin haber entrenado para esto, en realidad se quedó un poco atrás. Pero estaba ahí conmigo", contó. También comentó que muchos de los corredores y del público que los animaba se quedaban estupefactos al ver que estaba embarazada: “Todo el mundo me miraba y hacía comentarios interesantes. Fue muy divertido”.

Tras llegar al final la maratón, Amber y su marido comenzaron otra carrera, pero esta vez su meta era el hospital. “Unos minutos después de que cruzara la meta, empecé a sentir las contracciones. Fue entonces cuando me di cuenta de qué estaba a punto de suceder", contó Miller a los medios de comunicación desde el Hospital Central Dupage de Chicago. Y unas horas después de llegar al centro hospitalario nacía June, la segunda hija del matrimonio, que podría decirse que casi ha nacido corriendo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más