JMJ 2011: Antonio María Rouco Varela celebra la misa de bienvenida de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud

Rouco a los jóvenes: 'Cristo es el que os busca y sale al encuentro'

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Madrid 11 ya ha comenzado. Cientos de miles de jóvenes de todas las nacionalidades han abarrotado el centro de Madrid desde primera hora de la tarde a la espera del pistoletazo de salida de la JMJ.

Tras horas de espera, amenizadas por los jóvenes presentadores de la Jornada, la misa ha comenzado. Cerca de 400 obispos y 2.500 sacerdotes de todo el mundo han acompañado la celebración. El cardenal arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela ha dado la bienvenida a los jóvenes llegados de los cinco continentes que han acudido en masa para festejar la misa inaugural de la vigésimo sexta edición de las JMJ. Un mosaico multicolor se ha formado en torno a la plaza de Cibeles en una tarde marcada por el calor.

Esta misa se ha celebrado en honor del beato Juan Pablo II. Frente al ambón se ha colocado una reliquia del anterior Papa, que el ex secretario de Juan Pablo II, Stanyslaw Dwiswisz, ha regalado a Madrid.


La figura de Karol Woytila ha estado presente en todo momento en los corazones de todos los asistentes y es que bajo su pontificado comenzaron las Jornadas Mundiales de la Juventud.

El arzobispo de Madrid ha tomado prestadas las palabras que el Papa polaco exclamó en agosto del 89 durante la Vigila en el Monte del Gozo con ocasión de la JMJ celebrada en Santiago de Compostela. “Es Dios que nos busca. Él sale al encuentro”. Precisamente uno de los momentos más emotivos ha tenido lugar al nombrar por primera vez a Juan Pablo II. “Las Jornadas Mundiales de la Juventud, con su larga trayectoria de más de un cuarto de siglo, son inseparables del Beato. Os estoy hablando del inolvidable, venerado y querido Juan Pablo II. ¡El Papa de los jóvenes!”, ha manifestado el cardenal Rouco para quien Woytila “fue un valiente de Cristo, nada pudo apartarle de su amor”.

¡Sois la generación de Benedicto XVI!
También ha mencionado los problemas a los que los jóvenes de hoy se enfrentan en la actualidad. “La globalización, las nuevas tecnologías, la crisis económica os condicionan para bien y, en muchas ocasiones, para mal. Por ello ha propuesto a la juventud, “encontrar al Señor por la única vía que se ha demostrado espiritualmente eficaz: la del peregrino humilde y sencillo que busca el rostro de Jesús”. Tras las palabras dedicadas al anterior Papa, Rouco ha señalado que “los jóvenes que os encontráis aquí sois la generación de Benedicto XVI”. Según ha señalado Rouco, la intención de Benedicto es que “los jóvenes experimenten en la Comunión Católica de la Iglesia, la verdad y la imperiosa urgencia de hacer vida vuestra el lema de la Jornada Mundial de la Juventud 2011: arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe”.

En ese sentido, Rouco les ha animado a que sean discípulos y testigos de Cristo. “Jesús os muestra el camino y la meta de la verdadera felicidad”. Una felicidad que no es exclusiva para los creyentes. “No sólo a vosotros, sino también a vuestros amigos alejados de la práctica religiosa e incluso de la fe o desconocedores de la misma”.

Santa Mª de la Almudena os proteja
Además, el cardenal ha animado a los jóvenes a que durante toda la JMJ se sientan en Madrid como en su propia casa al tiempo que ha destacado la actitud acogedora de la capital de España. Precisamente, el arzobispo de Madrid ha tenido palabras para la patrona de la capital, Santa María, la Real de la Almudena a quien ha pedido que “vele muy especialmente estos días por vosotros, los jóvenes de esta Jornada Mundial. ¡Que os cuide como sólo ella sabe hacerlo!”.

Tras la bendición final del cardenal Rouco, ha tomado la palabra el cardenal Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, ‘ministerio’ vaticano encargado de las Jornadas Mundiales. En su alocución, ha recordado a los jóvenes que no tengan miedo a expresar su fe. “¡No tengáis miedo! ¡Optar por Cristo en la vida es adquirir la perla preciosa del Evangelio por la cual vale la pena darlo todo!”. Por último, Rouco ha bendecido unas medallas de Nuestra Señora de la Almudena, que el Cardenal ha entregado a cinco jóvenes de los cinco continentes mientras se repartían a cada uno de los asistentes una insignia igual de la patrona de Madrid.

Durante los prolegómenos antes de que comenzara la Misa de Bienvenida y para entretener a los jóvenes que han aguardado más de cuatro horas en Cibeles en las principales calles aledañas, se han proyectado distintos spots de la JMJ y vídeos de los diferentes actos culturales que van a tener lugar durante estos días, y que se han ido alternando con actuaciones musicales como las del grupo Jaula de Grillos, que ha tocado su canción “Somos Más” dedicada a la Jornada Mundial o la de Nico Montero quien ha cantado una canción basada en el tema de la JMJ: ‘Firmes en la fe’.


Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más