Detenido el detective que estafó 300.000 euros a los McCann

Dos años y medio después de la desaparición de Maddie, el caso sigue sin aclararse

El plan de Kevin Halligen finalmente no ha prosperado. El británico se hizo pasar por agente secreto y embaucó a los McCann para encargarse de la búsqueda de su hija desaparecida en 2007, Madeleine. Tan solo ofreció a los padres de Maddie unas imágenes extraídas de Google Earth y consiguió cobrar 300.000 euros por ello. Se fugó y entró en las listas de buscados por el FBI.

Sin embargo, la policía británica ha sido más rápida que Halligen y ha conseguido detenerlo, acusado de presunto fraude. El supuesto dectective se escondía en Oxford y dejó una cuenta impagada en un hotel; un rastro que llevó a las autoridades directamente hasta él.

Halligen, de 48 años, trabajaba en Estados Unidos, y recibió en 2008 el encargo de los McCann para buscar a su hija. Cobró por ello 500.000 dólares y tras hacer sus investigaciones, desapareció.

Al parecer, este hombre es un auténtico experto como impostor, según publican los medios ingleses. Se casó en Estados Unidos en una ceremonia "en la que un actor hacía de cura" informa ABC.es, y además "utilizó un nombre falso convenciendo a la novia de que, como espía, no podía usar su nombre verdadero". Por si esto fuera poco, el británico compró una fabulosa mansión, valorada en un millón de euros, "pagada con dinero presuntamente obtenido en una actividad de vertidos de basura tóxica en África", informa el diario.

La búsqueda de Maddie, infructuosa

La policía portuguesa archivó el caso por falta de nuevas pruebas pero la familia de la pequeña Maddie decidió seguir la búsqueda contando con detectives privados. El caso ha sido uno de los más mediáticos de los últimos tiempos, en parte por la política adoptada por Gerry y Kate de informar a la prensa de los detalles de la búsqueda de la pequeña.

En este tiempo se han producido numerosos avistamientos de la niña que resultaron ser falsos, infinidad de celebridades se han unido a la causa, los padres de Maddie incluso llegaron al Vaticano, se ha pubilcado un libro con los detalles de la investigación, por el ex inspector de la policía judiciaria portuguesa encargado del caso en un primer momento, e, incluso se han realizado retratos robot de cómo sería la niña hoy por hoy.

Un portavoz de la familia McCann declaró que la relación con el hombre arrestado en Oxford terminó "hace un año". "Dado que se ha producido un arresto, sería inapropiado realizar comentarios", agregó.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más