Lula da Silva ante las Olimpiadas del 2016: ‘Río es la candidatura de toda Suramérica’

Brasil tiene a Lula. Su presidente ha realizado un trabajo magnífico y la presentación ha sido todo un éxito. Emoción, color, promesas e ilusión pueden definir la sensación que ha transmitido toda la delegación brasileña. Ni siquiera ha sido necesaria la intervención del mítico Pelé, arma secreta de Lula en lo que a deportistas se refiere.

Desde el comienzo de la presentación, los brasileños han pedido convencidos, que el veredicto final debe ir a Río de Janeiro.

Comenzaban la presentación con un enorme gráfico, donde estaban indicados todos los países en los que se habían celebrado los juegos en las ediciones anteriores. En Europa se han celebrado 30 ediciones, en Estados Unidos 12, en Asia 5 y en Oceanía 2. Claramente de esta forma, se palpaba en el ambiente la necesidad de colocar alguna sede en América del Sur.

Lula ha aprovechado esta oportunidad reclamando los juegos, no sólo para Brasil, sino para toda Suramérica. Además, la delegación ha desplegado toda su fuerza para crear un impacto emocional importante, que despeje las dudas de los miembros del COI. En uno de los vídeos no han reparado en utilizar unas imágenes del concierto que Michael Jackson celebró en la ciudad de Río hace algunos años. Está claro que todo vale con tal de empujar a un lado o a otro la balanza.

El presidente del banco de Brasil ha asegurado que para la fecha de los juegos, Brasil será la quinta economía del mundo y se ha apoyado también en una agente de policía que ha recalcado el descenso de la delincuencia en la ciudad además de los esfuerzos que aún están por hacer.

Por otro lado, el alcalde de Río, ha contraatacado a quienes opinan que la organización del mundial de fútbol en 2014, no será negativo sino que aportará confianza e infraestructuras para las olimpiadas.

Aunque las plazas hoteleras no son las deseadas, Lula ha prometido construir un hotel para el COI con playa privada. ¿Ya vale todo con tal de convencerles?

Parece que sí. Con el lema “la pasión nos une”, Brasil ha terminado su intervención, dejando el turno a los miembros del COI para realizar algunas preguntas.

Alberto de Mónaco, como nos tiene acostumbrados, ha querido saber un poco más respecto alas medidas que el gobierno tomará contra el doping y sobre el legado de los juegos. Tienen muchas papeletas de ganar.

Mientras Brasil finalizaba la presentación, la delegación madrileña abandonaba el Hotel D´Angleterre con rumbo al Bella Center.

Después de comer, será nuestro turno.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más