Una de cada tres mujeres españolas espía los SMS se su pareja

El teléfono móvil, un arma de seducción y de prueba de infidelidades

Los celos han llegado al teléfono móvil. Este aparato, que nos permite estar permanentemente conectados y accesibles, ha cambiado drásticamente la manera de relacionarnos con nuestro entorno. Tanto, que ha llegado a colarse entre los conflicos de pareja.

Según un estudio sobre los Usos y tendencias del teléfono móvil entre las mujeres españolas (realizado por Ipsos Consulting y Sony Ericsson), el móvil es una nueva arma de seducción para las mujeres. Un aliado útil a la hora de ligar. Así lo cree el 69 por ciento de las encuestadas, proporción que alcanza el 81 por ciento entre el grupo de estudio más joven. Por ejemplo el 15 por ciento utiliza el móvil como excusa para iniciar una conversación cuando le interesa un chico y un 20 por ciento admite que ha grabado con su teléfono al chico que le gusta.

Pero además de para ligar, el teléfono móvil puede servir para descubrir infidelidades. Una de cada tres mujeres reconoce que espía los mensajes del móvil de su pareja. Una práctica que ha servido a más del 20 por ciento de las jóvenes encuestadas para descubrir una infidelidad de su pareja a través de un SMS.

Eso sí: se trata de un arma de doble filo. Una de cada tres jóvenes de entre 16 y 24 años reconoce que han sido ellas las pilladas en una situación comprometida por un mensaje de móvil y un 35 por ciento admite que guarda fotos comprometidas en su teléfono.

Un accesorio de moda y símbolo de status
Absolutamente todas las mujeres españolas entre 16 y 34 años y el 99,6 por ciento entre 35 y 45 años utilizan el teléfono móvil y no sólo para recibir llamadas. Funciones como el despertador o el envío de SMS, la cámara de fotos y el MP3, son una constante diaria.

Pero más allá de sus funciones, el móvil se ha convertido para la mujer española en un accesorio de moda y símbolo de status. Así lo demuestran los datos de este estudio que revela que el 24 por ciento de las mujeres renueva su móvil una vez al año, decantándose por el diseño y priorizando el que tenga un tamaño reducido a la hora de elegir un modelo u otro.

Aunque las prestaciones tecnológicas son un atractivo para las más jóvenes que ven en las pantallas táctiles un reclamo interesante, que tenga un tamaño reducido y que sea fácil de manejar son los factores más importantes para cambiar de modelo en las mujeres de más edad. En cuanto al color preferido, el negro es elegido por el 39 por ciento de las mujeres, aunque el rosa está muy presente entre muchas de las jóvenes.

Además de ser un accesorio de móvil, el móvil se ha convertido también en un símbolo de status, así lo reconocen el 40 por ciento de las encuestadas por Ipsos. Prácticamente la mitad de las mujeres afirma que el móvil dice algo o mucho de quien lo lleva. Incluso entre el grupo de más edad, un 39 por ciento considera que es un elemento que influye en la percepción que tienen de una persona del sexo opuesto.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más