Una marca blanca es hasta cuatro veces más barata que una líder

La diferencia de precios de los productos es la característica más valorada por los consumidores en tiempos de crisis

No es lo mismo comprar Cola Alcampo que Coca Cola. Gustos aparte, en este caso nos referimos a los efectos que tiene la compra en el bolsillo. La marca más famosa de todos los tiempos cuesta un 353 por ciento más.

Este es solo uno de los muchos ejemplos que se desgranan en un estudio elaborado por la asociación de consumidores FACUA y que pone de manifiesto las grandes diferencias entre lod productos “de marca” y los que no lo son.

El estudio analiza las seis grandes superficies de nuestro país (Alcampo, Carrefour, Hipercor, Lidl y Mercadona) y se centra en 123 artículos concretos de entre los más vendidos.

En el caso de la leche, por ejemplo, el precio de un 'brik' de un litro asciende a 0,83 euros en el caso de 'Asturiana', entre 0,86 y 0,94 euros en el de 'Pascual' y entre 0,78 y 0,83 en el de 'Puleva', hasta un 84 por ciento más que la marca con el precio más bajo de Alcampo. En concreto, la leche con el importe más económico de las encuestadas es 'Primer Precio', del establecimiento, a 0,48 euros, seguida de '1', de Carrefour, a 0,49 euros, según los datos que recoge EP.

Y como estos, muchos más ejemplos: la cerveza de marca es entre un 25 por ciento y un 127 por ciento más cara que la marca de distribuidor de cada hipermercado. La más barata es 'Discover', de Carrefour (a 0,22 euros). También en el zumo de naranja hay más de 23 céntimos de diferencia.

Por lo tanto, no es lo mismo llenar el carro de la compra con marcas líderes a con marcas “neutras”, al menos en lo que al presupuesto se refiere. Una diferencia que en estos tiempos de crisis hace mella en las economías familiares españolas

Eso sí, FACUA advierte que "no han detectado diferencias suficientemente significativas" en cuanto a calidades ni condiciones sanitarias entre los productos. FACUA recomienda además a los consumidores que tomen sus decisiones de compra basándose en el precio y la calidad de los productos, además del nivel de agrado que les provoque el sabor de cada variante o marca, según recoge EP.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más