Primeras imágenes de la casa donde permaneció secuestrada Jaycee Dugard durante 18 años

La Policía había visitado, anteriormente, hasta en dos ocasiones la casa del captor y no se había percatado de la presencia de sus tres víctimas

La historia de Jaycee Dugard, la joven de 29 años secuestrada en San Francisco, por el fanático religioso Phillip Garrido cuando tan sólo tenía 11 años ha dado la vuelta al mundo. Durante su cautiverio fue violada, fruto de lo cual dio a luz a dos niñas, que hoy tienen 15 y 11 años. Ahora, las imágenes de la casa donde permaneció retenida se han hecho públicas.


Un cartel de bienvenida, pintado a mano, colgado en la entrada del zulo abre la puerta al horror que Jaycee soportó durante los 18 años de su cautiverio. El habitáculo, inmerso en la suciedad y arboleda que caracterizaba al patio trasero de la casa, estaba compuesto, además, por una jaula con rejas, donde,  al parecer, la joven trajo al mundo a sus pequeñas.

Por otro lado, se están cuestionando las pautas utilizadas por la Policía para investigar. En este punto,  el caso está planteando muchos interrogantes.

Todo el mundo se pregunta cómo pudo permanecer tanto tiempo cautiva sin que nadie se percatara ni de la presencia de Jaycee ni de sus dos hijas . Pues bien, al parecer, la Policía pudo haber rescatado mucho antes a la joven ya que estuvo en la casa del secuestrador, Phillip Garrido, en dos ocasiones.


En el año 2006 la Policía fue alertada por una vecina de los Garrido por la presencia de niños en la casa, hecho alarmante teniendo en cuenta que el raptor tenía antecedentes penales y estaba en libertad condicional por violación en 1975. El agente que acudió a la llamada de alerta habló con Phillip en el porche de la entrada, pero no se le ocurrió registrar la casa para comprobar si había menores en su interior, por lo que nunca descubrió el patio trasero donde las tenía retenidas. En 2008, otro agente realizó una visita al agresor sexual y tampoco vio nada, a pesar de que a veces la joven y las niñas salían de la vivienda junto al secuestrador.
En vista de estos datos, el sheriff del condado de Contra Costa, Warren Rupf, ha pedido disculpas "por haber perdido la oportunidad de rescatar a Jaycee".

Ahora las autoridades que llevan el caso están investigando si Jaycee sufre el Síndrome de Estocolmo. El propio padrastro de la joven, Carl Probyn, ha afirmado que la chica mantiene un vínculo emocional muy fuerte con su secuestrador. "Jaycee tiene sentimientos muy fuertes con este hombre. Ella siente que su relación es casi como un matrimonio".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más