La aparición de un nuevo sospechoso reaviva el 'caso Madeleine'

Los investigadores privados del matrimonio McCann quiere realizar una prueba de ADN a un ciudadano británico

Pocos días después de cumplirse dos años de la desaparición de Madeleine McCann, la prensa británica ha recuperado con fuerza el caso. La última hora es la aparición en escena de un nuevo sospechoso, un hombre que guarda un asombroso parecido con el retrato robot que difundió la policía del posible responsable de la desaparición de la pequeña, el pasado mayo de 2007.

El retrato robot muestra a un hombre de complexión fuerte, con pelo largo y liso y bigote caído, realizado a raíz de la declaración de la testigo Jane Tanner, quien asegura que vio a un hombre de estas características llevando en brazos a una niña, cerca del apartamento de los McCann, en Praia da Luz (Portugal). Una descripción que coincide sorprendentemente con un ciudadano británico que vivía a menos de una hora del lugar. Un parecido que ha convertido a Raymond Hewlett en sospechoso número uno del caso para los investigadores privados de la familia.

Una nueva pieza en el rompecabezas
La policía no ha conseguido aún resolver el caso de la desaparición de la pequeña y ahora Hewlett supone una posible novedad para esclarecer los hechos.

Según apunta la prensa británica, Hewlett, de 64 años, fue condenado por delitos sexuales en los años 70. En un primer momento la policía portuguesa le siguió la pista, pero una joven le dio una coartada para la triste noche que Maddie desapareció.

El caso de Maddie conmovió al mundo entero y acaparó innumerables portadas durante meses. Ahora, la prensa británica recupera el tema debido a "unos extraños comentarios de Hewlett a su círculo más cercano", y que los detectives de los McCann han conseguido y consideran significativos para esclarecer los hechos.

Por ello, uno de los investigadores ha viajado hasta la localidad de Aachen, en Alemania, donde se encuentra Hewlett, ingresado en un hospital para tratar un cáncer de garganta. Quieren someterle a una prueba de ADN, según publica The Sun, para determinar si está involucrado en el secuestro de la niña, ya que por el momento no es oficialmente sospechoso.

Coincidencias con la desaparición de Maddie
Una fuente cercana a la investigación británica ha contado a la prensa que Hewlett ha vuelto a ser sospechoso “porque gente con la que habló empezó a sospechar de sus comentarios sobre Maddie. Ha habido varias conversaciones que le hacen sospechoso. Otra gente ha empezado a dudar de la fiabilidad de su coartada. Fueron a la policía porque creyeron que no se había hecho lo suficiente para investigarle".

La primera alerta sobre este sospechoso la dio un matrimonio británico, que coincidió con Hewlett durante unas vacaciones en el sur de Portugal. Alan y Cindy Thompson han contado al diario Daily Mirror que Hewlett vivía en una autocaravana con su esposa y sus hijos.

Según su testimonio, el propio Hewlett les aseguró que debía viajar a Marruecos para cerrar una venta importante, sin ofrecer más detalles. Una nueva coincidencia con el caso, ya que en un momento la prensa se hizo eco de un supuesto avistamiento de Maddie, al ver una fotografía en la que aparecía una niña de sus características junto a una familia árabe. No obstante, al final se determinó que la niña de la imagen simplemente guardaba parecido con Maddie.

No obstante, en declaraciones al periódico The Daily Mail, Hewlett ha negado rotundamente estar envuelto en el caso y ha contado que cuando desapareció Maddie, "no estaba cerca de allí. No he hecho nada malo, nada, nada".

Un pasado que preocupa a los investigadores
Esta no es la primera vez que Hewlett, casado y padre de nueve hijos, es acusado de graves cargos contra un menor. El británico fue condenado en 1972 a un año de prisión por violar a una niña de doce años en Reino Unido. Poco después, en 1978, atracó a una joven a punta de pistola, por lo que pasó otros cuatro años en la cárcel. Una vez en libertad, Hewlett viajó a Irlanda, donde ha sido investigado por varios intentos de secuestro.

Maddie a día de hoy
Coincidiendo con el segundo aniversario de la desaparición de Maddie, los padres de la pequeña han elaborado un retrato robot con el aspecto que la niña tendría tendría hoy si siguiera viva.

Y es que el matrimonio sigue sosteniendo que fue secuestrada. Cuando desapareció, Maddie tenía tres años, por lo que ahora estaría a punto de cumplir los seis. El retrato muestra cómo habría ido creciendo la pequeña y ha sido elaborado por un experto del Centro Nacional para Niños Explotados y Desaparecidos de Estados Unidos.

Los padres de Maddie decidieron acudir a la prensa con este retrato para conseguir el mayor impacto y difusión posibles. Esta vez, difundieron la fotografía robot en el popular programa de televisión estadounidense de Oprah Winfrey, con una millonaria audiencia.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más