Juan Pablo Urtizberea, el hombre que recibió dos puñaladas por auxiliar a una mujer víctima de la violencia de género, asegura que volvería a hacerlo

El nuevo 'héroe' de la violencia de género sale de la UCI y se recupera de sus heridas

Juan Pablo Urtizberea es, igual que Jesús Neira, un hombre valiente. Salió en defensa de Yasmín Rodríguez, una mujer de 37 años asesinada el sábado presuntamente por su ex marido en Irún, y su valentía le costó dos puñaladas. No obstante, Urtizberea no se arrepiente de su hazaña y asegura que volvería a prestar auxilio a Yasmín.

Urtizberea ha abandonado hoy  la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Comarcal del Bidasoa, en Irún, donde ha sido intervenido, y ya se encuentra ingresado en planta.  La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, visitará esta tarde a Urtizberea para interesarse por su estado y para agradecerle su solidaridad.

Desgraciadamente, Urtizberea no pudo salvar la vida de la mujer, de origen colombiano pero residente en Irún desde hace diez años, que falleció la madrugada de este sábado en el hospital. Todo ocurrió a los alrededores de la ciudad guipuzcoana en la madrugada del sábado. Urtizberea divisó un coche que parecía haber tenido un accidente, se acercó para echar una mano y se encontró con que un hombre, después de provocar el choque de vehículos, estaba acuchillando a Yasmín. Con valor, Urtizberea salió en defensa de la mujer y el agresor le propinó dos puñaladas en el abdomen.

Poco después, Urtizberea fue trasladado al hospital, pero nada se pudo hacer por la vida de Yasmín. Su ex marido, de 37 años, se encuentra detenido como presunto autor del crimen. Así pues, Urtizberea, que tiene 49 años y es padre de dos hijos (Maitane, de 23 años, y Jon, de 20) se convirtió en un auténtico héroe, y toda la ciudad se ha deshecho en elogios ante su valentía.

Su estado de salud mejora
La esposa de Urtizberea ha confirmado que su esposo "está bastante mejor", si bien se encuentra “más cansado, dándose cuenta de lo que había pasado”, en una entrevista concedida a RNE. Su familia está muy contenta por su buena evolución, una buena noticia dentro de esta triste historia, que nos deja un héroe más en la lucha contra los malos tratos.

Además, Miranda ha querido agradecer el cariño y el apoyo “recibido de todo el mundo”, y ha contado que el momento más duro fue el pasado domingo, cuando vio a la hija de la víctima, de 18 años, en la concentración que convocó el Ayuntamiento de Irún en repulsa por el crimen. "Me derrumbé porque nosotros, al fin y al cabo, seguimos teniéndonos, pero esa niña no va a tener nunca más a su madre". Casi 300 personas guardaron un respetuoso silencio como muestra de apoyo a la víctima.

El funeral por Yasmín se celebrará a las siete de esta tarde en la Parroquia de Nuestra Señora del Juncal de la localidad fronteriza, según informa la agencia Europa Press. Asimismo, las Juntas Generales de Gipuzkoa llevarán a cabo una concentración a las seis de la tarde en el exterior de su sede donostiarra en repulsa por el asesinato de la mujer colombiana.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más