Los consumidores españoles, mucho más confiados en la recuperación económica

Un informe elaborado por el Instituto de Crédito Oficial sitúa el nivel de confianza de los consumidores en el punto más alto en más de dos años

La crisis económica sigue creando dificultades en los negocios y empresas, sin embargo parece que poco a poco se atisba un futuro más prometedor. Al menos es lo que viene a confirmar el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que ha elaborado un informe sobre la percepción actual de los españoles ante la situación económica.

El presidente de este organismo, Aurelio Martínez, ha celebrado este repunte "importante", que indica que la crisis podría haber tocado fondo y que los datos macroeconómicos podrían mejorar, aunque no ha realizado previsiones a corto plazo.

La respuesta de los españoles en el mes de abril ha sido considerablemente más optimista que en los últimos tiempos. Si bien factores como la pérdida del empleo, las hipotecas y la inestabilidad laboral habían originado que cada día se comprara menos, la situación experimenta un positivo cambio. Las expectativas de mejora en la economía y el empleo han calado entre los consumidores, cuyo grado de confianza subió 8,2 puntos el mes pasado, situándose en los 61,9 puntos. Este resultado es el más alto en los últimos 12 meses.

Según ha dado a conocer el ICO, las seis preguntas que componen el indicador han experimentado una subida respecto a sus valores de marzo: las que lo hicieron con mayor intensidad fueron las referentes a las expectativas sobre la situación de la economía del país y sobre el empleo. Por el contrario, los ascensos más modestos se observaron en las cuestiones sobre la situación actual del hogar y del empleo.

Precisamente, uno de los aspectos que más preocupa a los españoles es la situación de la economía familiar, que aún se encuentra en un punto delicado, a pesar de estas nuevas y positivas expectativas.

Los más positivos, los jóvenes
El indicador pone de manifiesto cierto optimismo entre la sociedad, y en este sentido, los jóvenes son los principales esperanzados. En concreto, aquellos que tienen entre 16 y 24 años son los que más fe tienen en la recuperación de la economía.

El resto de la población, sin embargo, se presenta más escéptica ante un cambio venidero, y siguen existiendo más pesimistas, ya que el índice se sitúa por debajo de los dos puntos.

Las ciudades grandes, con más de 500.000 habitantes son las más positivas de cara al futuro, aunque también son las más dramáticas a la hora de valorar la citación actual.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más