Ocho de cada diez españoles trabajaría en el extranjero para superar la crisis

Un estudio revela que, en caso de surgir una oportunidad profesional interesante, la mayoría de los españoles no dudarían en irse a trabajar a otro país

Los españoles quieren salir de la crisis y una de las nuevas alternativas es la de salir a trabajar a otro país. Al menos un 82% de la población saldría de España en busca de una oportunidad mejor, según asegura el 'Estudio Anual Catenon de Satisfacción Laboral y Calidad de Vida 2009', realizado por la filial española de Catenon, Worldwide Executive Search. Esto supone un aumento del 22% respecto al año pasado.

Además, según señala el estudio, la crisis ha provocado que los trabajadores se sienten más instatisfechos en el trabajo. El ambiente es “más hostil e inestable”, según afirma la directora de Marketing de Catenon en España, Cristina Villanova. Las preocupaciones económicas y profesionales han pasado factura en la satisfacción de los empleados, que ha caído de un 3,6 a un 3,3 en una escala de 5.

Aún con todo, el 83% de los trabajadores se siente satisfecho o muy satisfecho con su trabajo, y tan sólo el 17% está poco o nada satisfecho. El informe revela que es cierto que en tiempos de crisis el apego al puesto de trabajo es mayor que en épocas más estables.

Los españoles tampoco están del todo insatisfechos con su sueldo, ya que casi cuatro de cada diez está contento y un testimonial 6% piensa que cobra menos de lo que debería.

Más proclives a la movilidad
La situación económica actual ha propiciado que los españoles vean más favorablemente la posibilidad de pasar incluso más de tres años en el extranjero: un 33% está dispuesto a hacerlo.

Las reticencias a la hora de cambiar de país suelen estar relacionadas con los lazos afectivos que tienen. Siete de cada diez sigue pensando que es necesario renunciar a la vida personal para triunfar laboralmente. No obstante, también siete de cada diez estaría dispuesto a sacrificar parte de su nómina para aumentar su calidad de vida.

Nuevas miras: América
Otro de los datos más llamativos es que hoy por hoy el número de españoles que emigrarían con un sueldo igual e incluso inferior es el doble de hace doce meses: han pasado de un 23% a un 32%. Y también parece que no molestaría apretarse un poco el cinturón en el exterior: tan solo un 18% exigiría duplicar su salario, frente al 36% de 2008.

Tradicionalmente los españoles que deciden trabajar en el extranjero apuestan por países de la Unión Europea, y la zona euro aún se mantiene como preferencia, pero por primera vez otros destinos, como América, cogen más fuerza.

Los países vecinos han captado siempre a los españoles dispuestos a desarrollar su labor profesional fuera de nuestras fronteras, pero el estudio señala nuevas diferencias. Reino Unido, Francia e Italia han perdido fuerza y han surgido nuevas miras, como los países nórdicos.

La principal motivación: económica
Hay algo que se extiende a hombres y mujeres a la hora de cambiar su trabajo: ambos miran en primer lugar la retribución económica. No obstante, ellas valoran más que ellos la promoción y el desarrollo profesional que el puesto de trabajo les pueda reportar.

Además, el estudio también analiza qué es aquello que nos retiene en el trabajo, y aquí existen nuevas diferencias por géneros. Los hombres se sienten más atados por la responsabilidad y la autonomía de la que dispongan, mientras que las mujeres valoran más un buen ambiente y la flexibilidad de horarios.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más