Las Maldivas se hunden

Los habitantes de las islas no salen de su asombro al comprobar que sus islas desaparecerán

El océano ha ido ganando terreno a las islas y así lo han confirmado los dos mil científicos reunidos en el Congreso Internacional sobre Cambio Climático esta semana pasada. Si sus previsiones se cumplen, las Maldivas desaparecerán.

El nuevo presidente de las Islas es Mohamed Nasheed. Su primera propuesta cuando tomó el gobierno fue la de desviar dos millones de dólares anuales procedentes del turismo y comprar con el dinero ahorrado un nuevo hogar a sus ciudadanos en caso que tengan que ser evacuados. Al parecer, los técnicos del gobierno han empezado a mirar diferentes opciones en Australia, Sri Lanka o la India.

Los expertos en el cambio climático reunidos estos días en Copenhague, han llegado a la conclusión que el deshielo de las regiones árticas provocará una subida del nivel del mar de hasta un metro de altura para este siglo. El 80% de Las Maldivas se encuentra bajo ese metro que estiman los científicos, con lo que su país desaparecerá.

Además de la idea de “mudarse” de territorio, otra de las salidas del gobierno es la de crear unas islas artificiales como ya se ha hecho en algunos casos como en el de la Isla Hulhumalé, isla que se ha construido a base de hormigón y cuyo objetivo es conseguir que esté a prueba de huracanes, subidas del nivel del mar y así podrán paliar la falta de espacio que tienen en el país. La mayoría de las islas en Maldivas tienen menos de 1,5 kilómetros cuadrados. Hay otras Islas, como la de Male, en la que viven más de 100.000 personas y que puede recorrerse de punta a punta en 25 minutos de paseo. Es una auténtica barbaridad de gente aglomerada en una isla tan pequeña.

Las islas son un claro ejemplo de la contradicción del cambio climático. Los países más pequeños son los grandes perjudicados por los excesos de los países grandes.

Sea cual sea la decisión final, las Maldivas viven hoy con la seguridad de saber que su tierra pronto será pasto de corales y peces bajo el mar.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más